Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presentadora de 'Sálvame', Paz Padilla / EP

Paz Padilla va a Dior a preguntar si las botas de 1.300 euros de Raquel Bollo son falsas

La presentadora de 'Sálvame' ha acudido a una tienda de la famosa marca de moda y ha dejado momentos épicos, como encontrarse a Jaime de Marichalar

4 min

La actriz y humorista Paz Padilla ha vuelto a protagonizar un momento histórico de la televisión como presentadora de Sálvame. La andaluza ha aceptado el reto de los directores del programa y se ha subido a un coche camino a una tienda Dior para comprobar si las famosas botas de Raquel Bollo, de la marca de lujo y valoradas en 1.300 euros, eran falsas o no.

Fiel a su estilo, Paz Padilla ha sacado más de una sonrisa con su aventura, que parecía un monólogo actuado, cachondeándose de todos los que pasaban por allí. Incluida la sorpresa inesperada de la tarde, cuando se ha visto obligada a apartar la cámara de la tienda para que pudiera salir Jaime de Marichalar, el que fuera marido de la infanta Elena.

¿Qué pasa con Raquel Bollo?

El Sálvame diario de este viernes 19 de febrero va a pasar a la historia por lo surrealista que ha sido. Dispuestos a desenmascarar parte de los supuestos engaños de la excolaboradora del programa, Raquel Bollo, Paz Padilla se ha puesto el traje de reportera de investigación para esclarecer la verdad sobre sus botas de Dior.

Todo ello después de unos días polémicos en los que la empresaria, al parecer: celebró una polémica fiesta sin medidas de seguridad, habría okupado la casa en la que estaba de alquiler y que es propiedad de un conocido futbolista, habría robado o posee un Rolex valorado en 20.000 euros presuntamente robado, junto a rumores de desahucios y bancarrotas.

Raquel Bollo presume de carísimas botas de casi 1.300 euros / INSTAGRAM
Raquel Bollo presume de carísimas botas de casi 1.300 euros / INSTAGRAM

Una periodista única y surrealista

Visto que la polémica de los Rolex iba a ser difícil de resolver, pese a haber contado con la presencia de un experto para analizarlo, el programa ha decidido personarse a la tienda de Dior de Madrid para preguntarle a los profesionales sobre las botas que ha lucido Raquel Bollo en su cuenta de Instagram.

Paz Padilla ha sido la encargada de la operación, nada fácil. Solo llegar, se ha encontrado con un vigilante que le impedía el paso. Una vez negociado, la presentadora ha podido acceder al interior sin cámara ni micrófono, donde la ha atendido Vitaly. Sin parar de correr arriba y abajo por la tienda, saliendo por la puerta cada vez que "Vitaldent" --como le llamaba la andaluza-- le daba una respuesta para comunicarlo a cámara, ha mareado al personal de la tienda hasta el hartazgo general.

 

 

El resumen de la surrealista visita de Paz Padilla a una tienda Dior / MEDIASET

El tropezón con Jaime de Marichalar

En una de las 20 veces que ha ido hasta la puerta, los de seguridad le han pedido que escondiera la cámara para que pudiera salir Jaime de Marichalar, el exmarido de la infanta Elena. Paz Padilla se ha ido directo a por él en busca de una exclusiva, pero el padre de Froilán se ha escondido de ella hasta lograr frenarla.

Acto seguido, una responsable de la tienda de Dior se ha dirigido a la humorista y, tras pedirle una documentación que le permitiera estar ahí, la ha echado del local sin mediar palabra. Eso sí, a su salida entraba un joven al que ha preguntado si era un "niño de papá" para poder permitirse comprar en esa tienda y, tras confesar que ella compra "en Primark", le ha pedido que le pase su número de teléfono "a Vitaldent, que está buenísimo". Una intervención surrealista que ha revolucionado tanto al plató como a los espectadores de Sálvame.