Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Melysssa Pinto, de 'La isla de las tentaciones 2', desvela la enfermedad que padece / INSTAGRAM

Melyssa Pinto desvela la enfermedad que padece desde pequeña

La concursante de ‘La isla de las tentaciones 2’ ha hablado de su patología y de la negligencia médica que sufrió

3 min

Melyssa Pinto llegó a La isla de las tentaciones 2 y se ganó el cariño de muchos por su naturalidad, convirtiéndose en uno de los personajes más queridos de la edición. Sin embargo, su vida no ha sido fácil. Y es que padece una enfermedad desde pequeña.

Ahora, con el canal de Mtmad casi recién estrenado y después de presentar a su nuevo novio, la influencer ha decidido desvelar una información que seguramente sus seguidores no conocían.

Un problema de nacimiento

Melyssa Pinto se ha sincerado en su último vídeo y ha hablado por primera vez de la enfermedad que padece: a los 2 años le diagnosticaron un problema de nacimiento en el riñón. “Mis padres lo pasaron muy mal y tuvieron que vivir en el hospital varios meses”, recuerda en el vídeo.

La influencer ha admitido que una negligencia médica hizo que la enfermedad se complicara, haciéndola pasar hasta tres veces por el quirófano. “Hizo mal su trabajo, haciendo que mi problema se agravara”, explica. “El riñón derecho me funciona un 24% y el cuerpo es tan inteligente que el otro ha crecido para que los dos funcionen un 100%”, añade Melyssa.

Una fuerte dependencia familiar

Sin embargo, la joven ha matizado que en ese momento nadie de su familia denunció lo ocurrido: “Mis padres estaban pensando en mi salud y no en sacar algo”.

La catalana se ha emocionado al hablar del asunto y al explicar la dependencia que su enfermedad le creó hacia sus padres. “Si me encuentro mal o tengo algún problema solo me encuentro a salvo con ellos”, se sinceraba en el vídeo.

El sufrimiento de la familia

Melyssa no recuerda casi nada de los momentos que vivió, pero asegura que su familia sufrió mucho. "Mi padre trabajaba en Barcelona y cuando salía del trabajo iba a verme a la Costa Brava, que es donde vivíamos, mientras que mi madre sí que tuvo un parón para poder estar conmigo", declaraba en su canal.

“Mis padres lo pasaron muy mal pensando que me perdían, por eso me han tratado siempre como una muñequita de cristal", confiesa la joven.