Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manuel con Fiama y Stefany /TELECINCO

Manuel hace arder la luz de la tentación con un doblete en una noche

Rubén y Fiama revolucionan las villas a su llegada a 'La isla de las tentaciones 3' como solteros VIP

3 min

Los rostros conocidos del reality de moda ya están en las villas. Rubén y Fiama son los dos solteros VIP que han llegado a República Dominicana para revolucionar La isla de las tentaciones 3. De hecho, las cosas no pueden estar más revueltas en el paraíso y sino que se lo digan a Manuel.

El novio de Lucía se ha estrenado por partida doble besando a Fiama y a Stefany en una misma noche. Mientras tanto, la pobrecita de su chica se ha presentado a una de las fiestas con un vestido digno de la primera comunión. Ay, Lucía...

Los chicos pasan a la acción

Por otro lado, en la villa de las chicas, Marina y Lola ya no ocultan sus sentimientos hacia Isaac y Simone. A todo ello, sus novios ya son conocedores delo que se cuece y anuncian que se van a dejar llevar con las tentadoras. O al menos, Diego --novio de Lola--, porque a Jesús --novio de Marina-- ni está ni se le espera. Tanto es así que se dedica a hacer de Pepito Grillo de Manuel.

Y es que ha tenido que llegar Fiama para alborotar el gallinero en la villa de los chicos. ¿Cómo? Pues, jugando a la botella. Sí, exacto, ese juego de quinceañeros en el que hay tres opciones: verdad, beso o atrevimiento. Y, ojo, porque ha sido tanto el atrevimiento que finalmente, los chicos han accionado la luz de la tentación por primera vez. Aunque ya luego sería Manuel, quien se encargaría de hacerla arder. No obstante, las chicas les siguen llevando ventaja. En concreto, ganan 5 a 3.

Vuelven las palpitaciones en el nabo

Aunque, ojo, porque ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos que a Hugo --novio de Lara-- se le ha escuchado decir que tendría una cita con Bella, la explosiva venezolana. Aunque, según parece, sus intenciones no acabarían aquí. "Por una noche sí que me la follaba", ha confesado ante sus compañeros.

Sin embargo, su novia, que ha llorado hasta quedarse sin lágrimas en la primera hoguera al ver lo bien que se lo estaba pasando su chico, parece haberse aliviado su pena con la llegada de Rubén. ¿Llegará a sentir Lara sus palpitaciones en el nabo tal y como la sintió Fani en la primera edición? Es todo un misterio.