Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Kiko Rivera en directo para 'Viva la vida' /TELECINCO

Kiko Rivera: “Iré a Cantora cuando mi abuela no esté”

El hijo de Isabel Pantoja da un ultimátum a su madre pidiéndole que entregue a Fran y Cayetano Rivera lo que les pertenece

3 min

Las últimas declaraciones de Kiko Rivera no presagian una reconciliación a corto plazo con su madre. El Dj se mostraba muy duro contra Isabel Pantoja en su intervención en el programa en el que trabaja su mujer. El conflicto entre los Pantoja parece haber llegado a un punto de no retorno en el que la tonadillera se habría planteado emprender acciones legales.

El ultimátum de Kiko

Y es que Kiko, pese a no asistir al segundo especial de Cantora: la herencia envenenada, no se ha cortado ni un pelo en su última aparición televisiva. El marido de Irene Rosales salía en defensa de su mujer con una dura carga hacia su madre. “Tú me diste la vida, pero ella me la ha salvado” soltaba el hijo de Paquirri. Y es que se podría decir que la tarde del domingo, no fue una de las más fáciles para la nuera de la Isabel Pantoja.

Lejos de dejarlo aquí, un Kiko muy alterado soltaba titulares de lo más demoledores a la vez que daba un ultimátum a su madre. “Si quieres arreglar las cosas empieza devolviendo a Fran y Cayetano lo que les pertenece y luego pide perdón. Si haces eso, el resto pasará a un segundo plano, pero ¡hazlo ya!” imploraba el Dj.

Kiko no tiene previsto ir a Cantora

Sin embargo, uno de las frases más duras de la tarde llegaba cuando Kiko dijo: “Iré a Cantora cuando mi abuela no esté”. Con esta brutal afirmación, el hijo de Isabel Pantoja intentaba dar por zanjados los rumores sobre una hipotética visita a Cantora, a la vez que lanzaba un nuevo mensaje a su madre: “si quieres que esto se solucione llámame tú. Estoy cansado de ser yo el que tenga que llamar siempre y solucionar todos los problemas”.

Por último el hijo de Paquirri hacía público que sus hijos echan de menos a su abuela, una situación con la que presionó a su madre para que acudiera, por lo menos, a visitarles a ellos. “Recuerda que tienes tres nietos” sentenciaba el Dj.