Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kiko Rivera en el programa 'Cantora, la herencia envenenada' / MEDIASET

Kiko Rivera, condenado a pagar 4.000 euros a Ramón Calderón

El abogado designado para hacer el repartimiento de la herencia de Paquirri denunció al DJ por llamarle "sinvergüenza"

3 min

Nuevo varapalo para Kiko Rivera. Esta vez no tiene nada que ver con su salud, sino con su economía. El DJ ha sido condenado a pagar 4.000 euros a Ramón Calderón por llamarle "sinvergüenza".

Los hechos se remontan a la herencia envenenada, cuando el hijo de Paquirri descubrió que Isabel Pantoja la había engañado con los papeles de su parte del patrimonio de Cantora. A parte de hablar mal de su madre, también acusó al abogado designado para hacer el repartimiento de la herencia de estar implicado en "una trampa", tachándolo de "sinvergüenza".

Vulnera su derecho al honor

Es por eso que el que fuera presidente del Real Madrid denunció al artista y ahora, finalmente, el juez ha dictado a su favor: "Declaro que constituyen intromisión ilegítima en el derecho al honor de D. José Ramón Calderón Ramos las manifestaciones que realizó Don Francisco José Rivera Pantoja en el programa Cantora, la herencia envenenada".

La sentencia que ha impuesto la justicia ha sido la condena de Kiko al abono de 4.000 euros a Ramón Calderón "en concepto de daño moral derivado de dicha intromisión ilegítima". Además, tampoco podrá volver a hablar de su demandante en ningún programa de Mediaset, ni siquiera los propios integrantes de la cadena. 

Nunca llegó el perdón

Ramón Calderón confesó que había esperado un tiempo prudencial para demandar a Rivera, a ver si este le pedía perdón o se retractaba en sus palabras. Asimismo, agotó todas las vías amistosas posibles para llegar a un acuerdo e incluso llegó a hablar con los hermanos de Kiko para evitar demandarle.

Así las cosas, eso nunca sucedió, por lo que decidió seguir adelante por la vía judicial. Una condena que llega en un momento delicado para Kiko Rivera. A parte de sus problemas de salud con la gota y con diversos resfriados que ha tenido últimamente, se le suma el bajo estado anímico que tiene al no obtener un perdón por parte de su madre y su hermana, Isa Pantoja