Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El abogado de Paquirri, José Ramón Calderón / EP

Ramón Calderón prepara una inminente demanda a Kiko Rivera

El abogado se oculta de la prensa desde que el hijo menor de su amigo Paquirri lo acusara de formar parte de una "trama" creada por su madre

3 min

El abogado y amigo de Paquirri, José Ramón Calderón, se plantea demandar a Kiko Rivera por injurias y derecho al honor. Una acción que llevará a cabo si el hijo de Isabel Pantoja no se retracta públicamente de las duras palabras que pronunció en el primer especial de Cantora: La herencia envenenada.

Así lo han afirmado fuentes cercanas al abogado, debido a que la prensa no ha podido contactar con él. Y es que el expresidente del Real Madrid, desde que entró telefónicamente en El programa de Ana Rosa para desmentir las acusaciones de Kiko, se ha alejado del foco mediático y se ha mantenido en un discreto segundo plano.

Lo acusó de colaborar con su madre

Kiko Rivera acusó a Ramón Calderón de ser un "sinvergüenza". El abogado, que además de defender a Paquirri era muy amigo suyo, también era el encargado de velar en nombre del menor de los Rivera que, por aquél entonces, tan solo era un crío.

Según el disc jockey, en vez de encargarse de que se cumplieran los deseos del torero con respecto a su parte de la herencia, Calderón habría formado parte de una "trama" creada por su madre, Isabel Pantoja. Unas palabras que pueden salirle caras al músico tras acusar al letrado de unos hechos tanto delictivos como oscuros si se mira el tema moral.

Calderón se esconde de los medios

El rumor de la inminente demanda no ha podido ser confirmado por el abogado debido a que, desde que llamó a Ana Rosa para defenderse de las acusaciones y asegurar que todo se había realizado correctamente, Ramón Calderón ha desaparecido por completo.

De hecho, tal es su "animadversión" a los medios de comunicación en estos momentos que, sin dudarlo, ha huido de su lugar de trabajo cuando ha visto a los reporteros esperándole a las puertas. El abogado, que acudía a su despacho --al que no va desde que saltó el escándalo de la herencia de Paquirri-- ha pasado de largo con su coche para evitar declaraciones a la prensa.