Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kiko Matamoros, en su regreso a 'Viva la vida' TELECINCO

Kiko Matamoros habla de los momentos más complicados de su adicción a las drogas

El colaborador asegura que cuando empezó Supervivientes se encontraba en pleno proceso de rehabilitación

3 min

Kiko Matamoros desveló en El puente de las emociones de Supervivientes, que acudía al reality en pleno proceso de rehabilitación. El colaborador de Viva la vida y Sálvame llevaba un mes y medio sin consumir cocaína cuando comenzó la aventura en Honduras.

Este sábado, ya de nuevo en España, se ha sentado en el plató de Telecinco para someterse a una de sus entrevistas más sinceras. Nada más arrancar Emma García le ha preguntado al sexagenario si había sufrido el mono y la necesidad de consumir durante su paso por el concurso.

Los malos hábitos

Matamoros confiesa que ha arrastrado su adicción durante más de 50 años. Se inició en lo conocido como el coqueteo cuando tan solo tenía 15 años. Kiko reconoce que sus malos hábitos le han pasado factura y lamenta haberse perdido etapas de su vida que mucho tienen que ver con sus hijos.

El abogado ha admitido que había muchos días que llegaba a casa a las ocho de la mañana para recogerles y llevarles al colegio. “No es lo mismo acostarte con tus hijos que levantarlos. No sé si lo notaban porque eran pequeños, pero raro me verían", ha aclarado.

Un hombre nuevo

Ya mayores, sus hijos se han preocupado por él y se han interesado en si consumía o no. De hecho, afirma que le instaban a que lo dejará y que se quedaron algo más tranquilos cuando Kiko cambió sus hábitos a raíz de iniciar una relación con Marta López Álamo.

Y es que Kiko confiesa que ha llegado a consumir para no dormir y terminar de leer un libro que le estaba gustando mucho en ese momento. Sin embargo, ahora, el amor y su paso por el reality más extremo de Mediaset han hecho de él un hombre nuevo.