Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Maria Mainat /EP

Josep Maria Mainat amplía la familia

El productor catalán ha dado a conocer su voluntad de querer adoptar un perro

3 min

El productor catalán de 75 años amplía la familia. Lejos de ponerse a procrear como lo habría hecho Papuchi, Josep Maria Mainat se ha propuesto tener un perrito. ¿Se habrá quedado sin amigos?

Y es que el todavía marido de Angela Dobrowolski ha dado a conocer, a través de Twitter, sus intenciones de adoptar un can. Algo que honra al catalán, puesto que va a darle una segunda oportunidad a un animal que ha tenido una vida complicada.

Adoptar un perrito

"He hecho un pensamiento y he decidido incorporar a alguien más en la familia. ¿Qué lugar me recomendarías para adoptar un perro? Gracias", ha escrito en la red social del pajarito. En cuestión de minutos, la pregunta ha recibido un aluvión de respuestas en las que los internautas, casi todos ellos independentistas de lacito amarillo en su perfil, le han recomendado diferentes centros de adopción.

No obstante, cabe destacar que ya han pasado más de 24 horas desde el anuncio y que Mainat todavía no se ha vuelto a pronunciar. Una razón por la cual se supone que todavía no habrá hecho realidad su deseo. Sea como fuere, es evidente que sus hijos pequeños --los que tiene en común junto a Angela Dobrowolski-- van a poder a disfrutar de la compañía del mejor amigo del hombre mientras siguen incomunicados de su madre.

La relación entre Mainat y Dobrowolski

La mujer de Mainat sigue internada en el centro penitenciario de Wad-Ras después de que fuese trasladada desde la cárcel de Brians, víctima de una brutal agresión. Ángela Dobrowolski se encuentra en prisión provisional preventiva de seis meses desde el pasado 6 de enero por vulnerar de forma reiterada la orden de alejamiento que interpuso el productor en su contra.

No obstante, cuanto a la evolución del caso que la imputa por tentativa de homicidio a Mainat, el letrado de la hispano-alemana asegura estar valorando la posibilidad de presentar un segundo sobreseimiento con la misión de fundamentar la defensa de su clienta. Un hecho por el que podría salir de prisión en poco tiempo.