Menú Buscar
Isabel Pantoja en 'Supervivientes' /MEDIASET

Esta es la verdadera personalidad de Isabel Pantoja: déspota y manipuladora

A su paso por 'Supervivientes', la tonadillera se dedica a increpar a los trabajadores del 'reality'

Arnau Vila
12.06.2019 10:33 h.
3 min

No hay duda de que Isabel Pantoja se ha convertido en la protagonista estrella de la actual edición de Supervivientes. Y es que nada más se conoció la noticia de que la tonadillera había aceptado participa en la aventura más salvaje de la televisión, no hubo programa en Mediaset que no se dedicase a alabar su figura hasta el Olimpo de los Dioses. Por ese motivo, también se decía que esta edición del reality iba a ser una aventura colosal. Aunque, para colosal, la paciencia que demuestran tener con la folclórica todos y cada uno de los trabajadores del reality que, como ella, se encuentran a más de 8.000 kilómetros de casa.

Isabel Pantoja en 'Supervivientes'

 

Isabel Pantoja en 'Supervivientes'

Y es que según recoge la revista Lecturas, Isabel Pantoja, se pasa por el arco del triunfo las normas de convivencia en la isla, cuya dimensión es de 250 metros cuadrados, y se dedica a poner al límite a los trabajadores del concurso. Tanto es así que dicha publicación afirma que el equipo humano de Supervivientes no puede más y "no la soportan".

Su mayor obsesión: su imagen

Si hay algo que realmente incomoda y perturba a la tonadillera no es otra cosa que la imagen que proyecta de caras al exterior. Por ese motivo, antes de cruzar el charco, entre otras cosas, la cantante aprovechó para retocarse las cejas y la manicura. Unos retoques que ya han quedado obsoletos y a los que hay que añadir la presencia, cada día más visible, de sus numerosas canas. Por este motivo, y dada su tremenda obsesión por estar siempre presentable, en la isla se habrían vivido momentos de lo más tensos.

Isabel Pantoja en 'Supervivientes'

 

Isabel Pantoja en 'Supervivientes'

Unos momentos motivados por las constantes amenazas de abandonar el programa y los comentarios, pasados de vueltas, que la tonadillera habría hecho a los cámaras del programa. Pues, supuestamente, la folclórica es muy controladora con los planos que sacan de ella, no soporta que la graben de cerca y, mucho menos, que lo hagan en plena luz del día porque considera que sale "muy desfavorecida". Llegados a este punto, y por la salud de los trabajadores de isla, solo se nos ocurre una solución: que ella y sus modales abanonden Supervivientes. Y es que el dinero no lo compra todo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información