Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isa Pantoja y Kiko Rivera en 'Ya son las ocho' / MEDIASET

Isa Pantoja rechaza las disculpas de Kiko Rivera

El DJ le envió un mensaje de WhatsApp a su hermana en el que le pidió perdón en privado por las duras declaraciones que hizo en la revista 'Lecturas'

3 min

Sigue la guerra entre los hermanos Pantoja. Kiko Rivera protagonizó unas duras declaraciones en la portada de la revista Lecuturas en las que aseguraba que pegó a su hermana "una vez, cuando quiso cortarse las venas". Chabelita le contestó apenada que no entendía por qué su hermano tenía ese "tremendo odio" hacia ella.

Ahora, sin embargo, parece que el DJ ha reculado y se ha puesto en contacto con la joven a través de un mensaje de WhatsApp para pedirle disculpas. Así lo ha confesado ella misma en Ya son las ocho: "Me ha pedido perdón, pero es como si no lo hubiera recibido. Para decir lo que me ha dicho mejor que no me lo hubiera enviado". 

Corta toda relación

Ante todo, Isa Pi tiene muy clara la postura que va a adoptar en cuanto a la relación con su hermano: "Prefiero no aceptar su perdón y seguir con mi vida. No me queda más remedio, es una manera de protegerme yo, de ponerme bien y mirar por mí". La colaboradora duda de que sean unas disculpas sinceras: "No sé si lo hace a última hora de hoy por la presión". 

De esta manera, la hija de la tonadillera prefiere rechazar el acercamiento de su hermano: "Es que esto no puede seguir así, si no le pongo un freno, no va a parar". Así las cosas, considera que el mensaje llega tarde: "No creo que se dé cuenta de que lo que hace es bastante grave. La entrevista la hizo hace días y el mensaje llega ahora y ya es tarde".

¿Cómo está ella?

Por eso, sentencia su contacto con Kiko Rivera: "No voy a tener relación con él. Me demuestra que no ha cambiado y que sigue teniendo los mismos valores que hace diez años cuando yo tenía 16". De hecho, ni siquiera tiene ganas de contestarle: "Yo podría decir muchas cosas para contestarle, pero esto que ha dicho me ha dejado tan mal que me ha anulado y no tengo fuerzas".

La joven asegura que se encuentra un poco mejor, "con más ánimo" y centrada en sus obligaciones. Sin embargo, asegura que "la gente no tiene derecho a saber ese tipo de cosas. Pertenecen a la persona que lo hace, en este caso a mí. Independientemente de si es verdad o mentira, lo hace con la intención de humillarme. Me duele porque no es un amigo o un novio, es mi hermano".