Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo / EP

Primeras imágenes de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin juntos y en familia tras su ruptura

El matrimonio reaparece públicamente después de que se conociera la relación entre el exduque de Palma y Ainhoa Armentia

3 min

¡Reaparición inesperada! La revista ¡Hola! ha captado las primeras imágenes de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin juntos y en familia después de que confirmaran su interrupción matrimonial el pasado mes de enero. Poco antes, la revista Lecturas confirmaba la relación del exduque de Palma con Ainhoa Armentia con unas imágenes en las que aparecían de lo más acaramelados.

La relación entre Urdangarin y Armentia avanza sin frenos. La pareja ya se deja ver públicamente, dando paseos y haciendo planes conjuntos en actitud de lo más cariñosa, mientras los dos esperan para firmar sus respectivos divorcios. Asimismo, algunas informaciones apuntan a que los tortolitos se irían a vivir juntos una vez hayan capitulado sus matrimonios.

Reaparición pública

Cuando parecía que la hija de Juan Carlos I y el exjugador de balonmano comenzaban sus vidas por separado, el matrimonio ha reaparecido con sus hijos en Barcelona. Según el semanario del corazón, habían ido para apoyar a Pablo en uno de los días más importantes en su carrera deportiva.

Según la misma información, Iñaki y Cristina "no cruzaron ni una palabra ni una mirada en público, pero compartieron hotel, desayuno y planes con sus hijos". Eso sí, "haciendo su vida personal cada uno por su lado".

Divorcio

La revista Semana informó en su última entrega que el 25 de marzo Urdangarin y Cristina firmaron el divorcio. En el acuerdo que han firmado, según la revista, la infanta Cristina se queda con la custodia de sus cuatro hijos, pero se ha decidido que el exjugador pueda verlos siempre que quiera.

Además, el exdeportista no pasará pensión de alimentos por sus hijos ni tampoco recibirá dinero por parte de su exmujer. Por su parte, la hermana de Felipe VI se quedará a vivir en Ginebra hasta que su hija Irene, menor de edad, termine el bachillerato, que será el año que viene. Después, se plantea volver a España.