Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El actor Kevin Spacey / EP

La fiscalía británica acusa a Kevin Spacey de cuatro delitos de agresión sexual

El Ministerio Público también lo imputa por haber incitado a una persona a tener sexo sin su consentimiento

3 min

El actor estadounidense Kevin Spacey, de 62 años, ha sido acusado este jueves por la fiscalía británica de cuatro delitos de agresión sexual contra tres hombres, así como "de hacer que una persona participe en una actividad sexual con penetración sin su consentimiento".

"Los cargos contra Spacey llegan tras una revisión de las pruebas recopiladas por la Policía Metropolitana (Met) en su investigación", explica líder de la División de crímenes especiales de esta insitución, Rosemary Ainslie.

Una veintena de denuncias

Las primeras acusaciones se remontan a noviembre de 2017, cuando el teatro Old Vic de Londres afirmó que había recibido 20 denuncias diferentes por parte de 20 hombres que acusaban al intérprete de conducta inapropiada. Todos ellos entraron en contacto con él en el teatro o tuvieron algún tipo de relación con el centro entre 1995 y 2013.  La Met se puso a investigar el caso de forma inmediata.

Entre las personas que denunciaron este tipo de conductas se encuentra el español Roberto Cavazos, un actor que trabajó en el Old Vic, donde Spacey fue director artístico entre 2004 y 2015. Asegura que en 2017 tuvo encuentros con la estrella de Hollywood "que bordeaban lo que se podría llamar acoso".

Reincidente

Estas no es la primera vez que el actor es investigado por algo similar, cuando salió a la luz el escándalo de Harvey Weinstein, el productor acusado por su comportamiento sexista durante años con un sinfín de actrices de Hollywood, como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow y Salma Hayek

Spacey tuvo que salir rápido a pedir disculpas después de que el actor Anthony Rapp confesa que la estrella lo había acosado sesualmente cuando todavía. era menor de edad

Condena

El actor trató de dar explicaciones sobre su conducta e incluso buscó "tratamiento" por su conducta sexual, pero fue demasiado tarde. Las acusaciones provocaron que el actor, ganador de dos Oscar por American Beuty y Sospechosos habituales, fuera eliminado de la serie de televisión House of Cards y de la película All the Money in the World

El actor fue condenado a pagar 31 millones de dólares a la productora MCR, responsable de la serie House of Cards, como indemnización por ruptura de contrato y para paliar los perjuicios que causó con su comportamiento durante el rodaje, en el que acosó a varios miembros del equipo.