Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ana Soria y Enrique Ponce al salir de la plaza de toros de Navalcarnero /EP

La espectacular corrida de Enrique Ponce que deja a Ana Soria con la boca abierta

La tortolitos dan por zanjados los rumores de crisis entre ellos e incluso la joven veinteañera, presa de su amor, le lanza un beso desde la grada

3 min

Enrique Ponce ha vuelto a los ruedos. Este sábado, el matador valenciano ha regresado al tendido de Navalcarnero en una tarde de corrida a la que también ha acudido su flamante y joven novia, Ana Soria.

Tras varias semanas de constantes rumores sobre una posible crisis entre este par de tortolitos, la veinteañera y el torero, casi cincuentón, han dado por zanjadas todas las conjeturas.

Ana disfruta de la faena de su novio

De hecho, además de llegar y marchar de la plaza en la misma furgoneta que viajaba el torero y su cuadrilla, Ana, al salir, muy mona y elegante con un vestido blanco y negro, ha comentado con la prensa lo mucho que ha disfrutado de la corrida de su novio. "Ha sido un éxito, aunque siempre hay nervios claro, pero bueno también se disfruta", ha declarado la estudiante de leyes. ¿Cómo te quedas?

Y es que no se puede negar que Ana ha sufrido muchísimo mientras su novio toreaba, quizá por miedo a que le suceda lo mismo que le sucedió a Isabel Pantoja. Prueba de tanto sufrimiento son las imágenes que muestran a la almeriense tapándose la cara cuando su chico entraba a matar. Minutos después, Soria, orgullosa de la gesta de su novio, le ha lanzado un beso como demostración de amor.

Un año de amor

Así, pues, no cabe duda de que la relación entre ambos sigue viento en popa y a toda vela. A punto de que se cumpla un año de que su noviazgo saliera a la luz, los tortolitos se han convertido en una de las parejas patrias más mediáticas.

Ponce y Soria son la viva imagen del amor y el torero se muestra muy feliz con esta relación que lo ha rejuvenecido. Tanto es así que vuelve a lucir una enorme sonrisa, ha vuelto a la música y presume de chica siempre que puede. Aunque, por el momento se ha despedido de las redes sociales.