Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Isabel Pantoja y Dulce /EUROPA PRESS

Dulce tira de la manta y lo cuenta todo: Las confesiones de Isabel Pantoja, al descubierto

La exasistenta asegura que la tonadillera le pidió de rodillas que volviese a Cantora

3 min

El culebrón entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja está trayendo cola. La última en subirse al carro, si es que no lo había hecho ya, ha sido Dulce Delapiedra. La exasistenta de la tonadillera ha dado una entrevista para Lecturas en la que aporta datos inéditos sobre su relación con la viuda de Paquirri. Y es que la que fuera niñera de Isa Pantoja y de Kiko Rivera parece haber decidido hacer caja ahora que se acerca Navidad.

25 bajo las ordenes de la tonadillera

Por primera vez, la catalana ha revelado informaciones de lo más comprometidas que ponen en evidencia al clan de los Pantoja. Tras más de 25 años de servicio, Dulce ha asegurado que no llegó a cobrar más de 600 euros y que sus números estaban casi siempre en rojo. Todo empezó en 1989, cuando Delapiedra conocía a su ídolo en un concierto en Barcelona. La exasistenta, loca por Agustín Pantoja, entraba a trabajar en Cantora después de entrevistarse con Isabel. Un contrato laboral que le duró hasta 2014, cuando la cantante la puso de patitas en la calle.

Desde entonces, Dulce se ha dejado caer por algún que otro plató de televisión para sacarse unos ingresos extra, con los que complementa su sueldo como cuidadora de Albertito, el hijo de Isa Pantoja y Alberto Isla. Cabe recordar que en 2015, se sumaba al elenco de famosos que formarían parte del concurso más extremo de Telecinco, Supervivientes.

Las confesiones más íntimas de Isabel Pantoja

Sin embargo, no mucho antes de su paso por el reality, la tonadillera le habría rogado que volviera a trabajar para ella. "Se arrodilló para pedirme que volviera a Cantora" ha confesado la catalana, aunque por si esto fuera poco, Dulce Delpiedra se ha decidido a tirar definitivamente de la manta.

Y es que según parece, Isabel habría encontrado en Dulce su trabajadora más leal. Tanto es así que en algún momento la ex de Julián Muñoz se habría decidido a dar un paso más con ella: "Me dijo que quería envejecer conmigo. Me dijo que me iba a poner un piso a mi nombre" ha soltado la exasistenta.