Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dabiz Muñoz, en la cocina de su restaurante EP

Dabiz Muñoz sufre un duro batacazo tras la gala de la Guía Michelin

El cocinero tiene que cerrar uno de sus restaurantes en el que ha invertido mucho tiempo y dinero

2 min

Dabiz Muñoz recibe una de cal y otra de arena. Si este lunes revalidaba las tres estrellas Michelin del restaurante DiverXO de Madrid, este martes se conocía el cierre definitivo de su aventura en Londres, StreetXO.

La pandemia del Covid-19 ya obligó a cerrar de manera provisional ambos locales durante la primera ola, pero con el paso del verano y la llegada de Navidad el negocio londinense no ha podido levantar cabeza.

Estocada final

El chef ha presentado un concurso de acreedores y liquidación del restaurante de la localidad inglesa que ha sufrido la crisis de manera severa.

Las limitaciones de aforo, los cierres repetidos de la restauración y la inversión para respetar las medidas de higiene y las normas de distancias de seguridad le han dado la última estocada a un negocio que presentó con orgullo, en noviembre de 2016, ante las cámaras de televisión.

Serios problemas

El cierre deja sin trabajo a 70 personas, además del varapalo económico que supone para Muñoz y Cristina Pedroche que invirtieron mucho tiempo y dinero en este proyecto. De hecho, tras el abandono de algunos socios en 2018, él tuvo que comprar sus acciones y se quedó con el 83% del negocio.

Pero este no ha sido el único problema que ha enfrentado el restaurante, que no ha logrado despegar como DiverXO. El cocinero trató de adaptar su cocina a los gustos ingleses, no convenció a todos. Incluso algunos críticos gastronómicos fueron muy duros con la comida que se servían. Las malas reseñas, el abandono de socios y la pandemia han acabado de matar al StreetXO.