Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Aramís Fuster durante su carga contra Pedro Sánchez y Salvador Illa /CUATRO

Aramís Fuster llama “imbéciles” a Pedro Sánchez y a Salvador Illa

La vidente ha propuesto encerrar a todos los ministros en la Moncloa e incendiar el palacio con ellos dentro

3 min

La máxima autoridad mundial en ocultismo ha estallado en el programa de Todo es mentira. Harta con la situación que está provocando la pandemia del coronavirus en nuestro país, Aramís Fuster confesaba a Risto Mejide que ella lleva confinada desde el siete de marzo. “Quiero vivir” añadía, mientras iniciaba una brutal carga contra el gobierno: “No necesito que me confine una pandilla de imbéciles como el señor Sánchez, el señor Illa o el señor Simón”.

“Hay que quemarles a todos”

Lejos de dejarlo aquí, la bruja se ha mostrado muy crítica con la gestión del ejecutivo. Un hecho por el que también ha dado su opinión sobre los altercados que se están viviendo en numerosas ciudades de la geografía española. Lejos de emplear cualquier fórmula mágica, Aramís mostraba su lado más anarquista para solucionar el problema: “Yo confinaría a todo el gobierno en la Moncloa. Y si hay que quemar algo, quemarles a todos dentro”, soltaba.

Lo que sí que ha ardido han sido las redes después de tan desafortunada afirmación. El mismo presentador pedía a la vidente que se controlara, puesto que el espacio no puede permitirse que se propaguen este tipo de opiniones.

Vetada por "el enano cabezón"

Por otra parte, la exconcursante de GH VIP 6 aseguraba que su poca presencia en Telecinco es consecuencia del veto que le habría impuesto el “enano cabezón”. Con estos términos, la futuróloga se refería a Jorge Javier, quien según parece no estaría muy de acuerdo en que la vidente pise los platós en los que él trabaja.

Y es que desde que en 2018 la relación entre ambos terminara como "el rosario de la Aurora", a fecha de hoy ni se hablan. Una situación que se viene arrastrando desde que Aramís fuera expulsada y llamara "diablo de los cojones" a Miriam Saavedra.