Menú Buscar
Anabel Pantoja se retoca la boca antes de pasar por el altar / EP

Anabel Pantoja se queda sin dientes

La sobrina de Isabel Pantoja ha tomado una drástica decisión con la que su imagen cambiará para siempre

10.07.2019 17:17 h.
3 min

La colaboradora de Sálvame, Anabel Pantoja, está pasando por una época de importantes cambios. Y es que la televisiva no solo mantiene una lucha constante con la báscula, para perder esos kilos demás, sino que, en los próximos meses, pasará por el altar.

Dos momentos de lo más importantes al que hay que sumar un tercero. Con el objetivo que estar más guapa que Belén Esteban el día de su boda, la también empresaria ha optado por hacerse un nuevo retoque estético. ¿De qué se trata?

Anabel Pantoja presume de brackets transparentes / INSTAGRAM

 

Anabel Pantoja presume de brackets transparentes / INSTAGRAM

Se pone brackets en los dientes

Para poder sonreír sin complejos y lucir una dentadura radiante el día de su “sí, quiero”, la prima de Kiko Rivera ha decidido visitar al dentista y tomar la firme decisión de ponerse hierros en los dientes.

Un nuevo cambio estético del que la colaboradora de Sálvame presume orgullosa en sus redes sociales. Y es que desde que ha optado por pasarse al mundo de la ortodoncia, no para de compartir vídeos en sus historias de Instagram en donde abre la boca más que nunca para que todo el mundo sepa que se ha puesto brackets. Eso sí, de los transparentes, que son más caros.

El tratamiento cuesta más de 2.000 euros

Arreglarse la boca a base de brackets no es un tratamiento al que pueda acceder todo el mundo. Según fuentes consultadas por este portal, el tratamiento con aparatos de ziricorio, el transparente que lleva Anabel con fines estéticos, tiene un precio inicial que oscila entre los 2.100 euros y los 3.000.

Un precio al que hay que añadir el dinero que el paciente debe abonar cada vez que visita al dentista, y que puede oscilar entre los 60 y los 80 euros, en función de la clínica. A todo esto, hay que sumarle el seguimiento de una estricta rutina alimenticia. Y es que llevar ortodoncia supone seguir una dieta equilibrada y a base de productos blandos, tal y como explican los dentistas. ¿Será Anabel capaz de seguir el tratamiento o las ganas de comer podrán con ella?