Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jesús Mariñas y Ana Rosa Quintana / CD

Ana Rosa Quintana reaparece para despedirse de Jesús Mariñas

La presentadora ha querido mostrar sus condolencias a Elio Valderrama por la muerte de su marido durante su lucha con el cáncer

3 min

Ayer se conoció la triste noticia de que Jesús Mariñas, todo un referente en la crónica rosa, fallecía a los 79 años de edad a causa de un cáncer de vejiga que le fue diagnosticado hace un año. Muchos fueron los compañeros de profesión, amigos y conocidos que quisieron despedirse del periodista a través de las redes sociales. 

Ana Rosa Quintana, que se encuentra apartada del foco mediático por el cáncer de mama que padece, también ha querido mostrar sus condolencias a su compañero y ha reaparecido en Twitter con un emotivo mensaje.

Publicación de Ana Rosa Quintana / TWITTER
Publicación de Ana Rosa Quintana / TWITTER

Vuelve a las redes por un motivo de peso

La presentadora de las mañanas de Telecinco ha respondido al tweet que puso Rosa Villacastin en el que aseguraba tener "el corazón roto" y deseaba que "ojalá que en este último viaje le vaya bonito". "DEP. Abrazos a Elio que le cuidó con amor hasta el final", ha escrito Quintana. 

Con este emotivo mensaje al viudo de Mariñas, la televisiva ha querido dejar claro que le manda todo su cariño y amor en estos duros momentos. Muy poco dada a compartir reflexiones y publicaciones con sus seguidores durante el tratamiento de cáncer que está recibiendo, Ana Rosa se ha unido al resto de sus compañeros que lloran la muerte del cronista.

Recuperación del cáncer

Los dos periodistas mantenían una buena relación, dentro y fuera de las cámaras. De hecho, uno de los últimos artículos que escribió Jesús Mariñas para la revista Diez Minutos fue sobre el papel del yoga en la recuperación del cáncer de mama de Quintana. 

Según ella misma ha confesado en sus últimas intervenciones, todo va "viento en popa". La emérita de las mañanas tuvo que ser intervenida después de Semana Santa para eliminar los restos del tumor que aún le quedaban tras la quimioterapia. La recta final del tratamiento que afronta con optimismo e ilusión para volver a la que siempre ha sido su casa: la televisión