Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Amelia Bono y Manuel Martos / EP

Amelia Bono y Manuel Martos son vistos juntos después de su ruptura

A pesar del anuncio de su separación, la pareja ha dejado claro que van a seguir siendo buenos amigos por el bien de sus hijos

3 min

Manuel y yo hemos tomado la difícil decisión de separarnos como pareja, pero seguiremos juntos y unidos toda la vida por nuestros cuatro tesoros, que son lo más maravilloso que tenemos”. Así anunciaba Amelia Bono su separación con el productor musical Manuel Martos después de más de 15 años de relación y 13 de matrimonio.

El pasado martes 6 de junio, la influencer cumplía 40 años y, a juzgar por las fotografías que subió a Instagram, parecía que solamente lo había pasado en compañía de sus cuatro hijos, Jorge, Manuel, Gonzalo y Jaime. Sin embargo, tratándose de una fecha tan especial, su ex marido no ha podido faltar a la cita.

Separación amistosa

Tal y como han anunciado en el comunicado de su separación, la pareja se sigue llevando bien y continúan siendo una familia. Es por ese motivo que el productor ha acudido a la celebración de Amelia en la comida familiar que ha organizado en un exclusivo restaurante de la capital. Primero llegaban Bono y sus hijos, mientras que Martos y la madre de Amelia, Ana Rodríguez, acudieron más tarde.

A juzgar por las imágenes cómplices de la pareja, no hay duda de que se trata de una separación amistosa. Aunque no se ha hablado de una posible reconciliación, la hija del ex ministro José Bono ha insistido en que la relación sigue siendo maravillosa: “Ya lo dijimos, fenomenal. Súper bien, en familia y muy bien”.

Regalos

Por el momento, la pareja ha optado por seguir conviviendo juntos para evitar un cambio de vida drástico para sus hijos. Además, ambos continúan manteniendo sus alianzas de casados en sus dedos anulares.

La influencer ha reconocido que le habían hecho muchos regalos y que estaba “muy contenta”. Incluso su aún marido ha asegurado que le había regalado algo, aunque el contenido “no se puede saber”. Un cumpleaños rodeada de los suyos como si nada hubiera pasado.