Menú Buscar
Escaparate de la tienda de lencería de Victoria's Secret / UNSPLASH

Victoria’s Secret cancela definitivamente su desfile: estos son los motivos

La conocida marca de lencería no celebrará su espectáculo anual por el que han pasado modelos de la talla de Alessandra Ambrosio o Adriana Lima

Juan Antonio Marín
6 min

Victoria’s Secret se ha convertido en una de las firmas de ropa interior más conocidas del planeta. Fue a finales de los 60 en la ciudad de San Francisco donde se empezaron a asentar las primeras bases de la compañía. Su fundador, Roy Raymond, vendió la marca a la corporación The Limited. Inc una década antes de suicidarse en el conocido puente de Golden State. Ya en los años 2000, la marca comenzó a registrar cifras récord.

La venta de prendas, en las casi 1.000 tiendas repartidas en Estados Unidos, superaron los mil millones. Este hecho no fue el único que comenzó a popularizar la firma de lencería. Victoria’s Secret empezó a organizar un desfile de carácter anual con las caras más conocidas del mundo de la moda. Ahora, 24 años después, una de las pasarelas más vistas dice adiós para siempre.

Pioneros en su ámbito

La compañía natural de California ha anunciado recientemente que el desfile de Los Ángeles de Victoria’s Secret se suspende de manera indefinida. Este encuentro, que se celebró por primera vez el 1 de agosto de 1995, combinaba los desfiles de ropa interior de las modelos más influyentes del momento con música en directo a cargo de diversos artistas de renombre, como Maroon 5, Shawn Mendes, Spice Girls y The Chainsmokers.

Cada año el evento contaba con millones de espectadores de varios países. Por su pasarela han desfilado las modelos más destacadas de la historia. La brasileña Alessandra Ambrossio ha participado en hasta 14 ediciones, siendo la última de ellas en 2017. Grace Bol, Frida Aasen y Taylor Marie Hill han sido algunas de las caras conocidas del último desfile, emitido el pasado 2 de diciembre de 2018.

Cuantiosas pérdidas

Unos de los principales factores del cese del desfile se debe a la situación económica que atraviesa la marca. Desde el pasado 2018, Victoria’s Secret es sinónimo de pérdidas, ya que ha perdido casi la mitad de su valor en términos económicos. A esto se suma el descenso progresivo de audiencia del evento que jamás volverá a celebrarse y que en 2001 alcanzó una cota de más de 10 millones de espectadores.

Prendas de lencería de Victoria's Secret / UNSPLASH
Prendas de lencería de Victoria's Secret / UNSPLASH

La empresa matriz, Limited Brands, lo comunicaba hace unos días: el final del popular desfile había llegado. Tras varios meses de silencio e incertidumbre llegaba la noticia que ponía fin a una era. Otro de los factores apunta a un cambio sustancial dentro de las estrategias de marketing, algo que logra casar con el momento que está atravesando la popular firma de lencería. Abordar un nuevo camino dentro del mercado es una de las prioridades de la empresa de moda.

Rumores que se acrecentaban

Stuart Burgdoerfer, vicepresidente ejecutivo de la empresa matriz, fue el encargado de comunicar la noticia al mismo tiempo que adelantaba que Victoria’s Secret se seguirá comunicando con sus clientes de una forma activa a través de diversos canales. Shanina Shaik, ángel de Victoria’s Secret, fue otra de las encargadas de poner punto final a los rumores que se venían acrecentando meses atrás.

La modelo australiana confesó la no celebración del encuentro debido a que en el pasado, durante las fechas próximas al desfile, ella se encontraba entrenándose duramente, una situación que este año no estaba viviendo. Estas declaraciones se produjeron en torno al mes de julio, es decir, cuatro meses antes del desfile anual de lencería. Dos meses antes de las afirmaciones de Shanina, la marca había comunicado que el desfile de moda no se emitiría a través de las televisiones.

En el futuro…

Este tipo de rumores comenzaban a crear un sinfín de conjeturas que, al final, han culminado en el cierre indefinido de uno de los desfiles más mediáticos que se conocían. Las críticas al espectáculo, inaugurado a finales del siglo XX, han ido acrecentándose en los últimos años.

Otras marcas, desfiles y tipos de eventos similares han desarrollado otra serie de propuestas que han podido repercutir de forma negativa en el show de Victoria’s Secret. Puede ser que algún día se recupere este espectáculo, pero lo que sí es cierto es que este diciembre no estará en las pantallas como en las últimas dos décadas.