Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ejemplo de los típicos mercadillos navideños alemanes / Dar1930 EN PIXABAY

¿Qué será de los mercadillos navideños en 2020?

En Europa muchos se han cancelado, mientras que en España su celebración depende de la pandemia y de un exhaustivo control de seguridad

Carlos Losada
6 min

Con la Navidad a la vuelta de la esquina son muchas las personas que se preguntan qué ocurrirá con los típicos mercadillos navideños que se montan en algunas ciudades europeas (y españolas) y que suponen un motivo de visita para muchos amantes de estas fechas.

Y es que no cabe duda de que hay destinos que durante la época navideña ganan mucho atractivo gracias a una buena decoración y al ambiente reinante en estos mercados donde es posible desde comprar cualquier producto artesanal o relacionado con estas fiestas, hasta comer y beber lo más típico de cada región.

El coronavirus es el Grinch

A pesar de los estragos que está provocando el virus en todo el mundo, y otorgando a la situación un símil navideño algo frívolo, sin duda está tomando el papel del Grinch, ese ser que odia todo lo relacionado con esta época. No en vano, el Covid-19 está poniendo en peligro la celebración de estas fiestas en los países cristianos y, por ende, la organización de estos mercadillos llenos de luz, color y alegría.

De hecho, ya hay ciudades que se han visto obligadas a cancelar todos los planes que se habían hecho a expensas de cómo evolucionara la enfermedad, lo cual supondrá un varapalo tanto para los que suelen poner sus puestos de venta, como para las actividades económicas de la ciudad.

El ejemplo de Praga

Si ya de por sí Praga es una de las ciudades más bonitas del mundo, en Navidad esa impresión es mucho mayor, ya que sus calles y plazas se llenan de puestos en los que no puede faltar un vino caliente y un roll de canela. De hecho, cualquiera que se precie de amar la Navidad tiene que ir alguna vez en la vida al Mercado de la Plaza de la Ciudad Vieja.

Sin embargo, el Ayuntamiento ha decidido cancelar cualquier tipo de actividad. “Por el momento, no contamos con los clásicos mercados navideños. Dada la situación epidemiológica, probablemente sería muy inapropiado celebrar mercados navideños”, ha anunciado recientemente Jan Chabr, concejal de la capital checa, que también añade que “si la situación epidemiológica lo permite, estamos listos para agregar algunos puestos pequeños”.

En el aire

Así pues, en el caso de que sea posible salir de las comunidades autónomas o viajar por Europa, las personas que se quisieran mover en busca de estos eventos deberán informarse con anterioridad, puesto que todos los mercadillos penden de un hilo.

Otro ejemplo es el de Viena, uno de los destinos más espectaculares para pasar la Navidad. En este caso, la apertura se ha aplazado hasta principios de diciembre y, en caso de que se abra, de deben cumplir medidas obligatorias como el uso de mascarilla y gel desinfectante, la prohibición de actividades en espacios interiores, así como circulación de personas en un único sentido, entre otras.

Medidas de seguridad

La situación que se prevé en la capital austriaca se repite en aquellos lugares donde aún se mantiene la celebración del típico mercado navideño. Por el momento es el caso de los de Florencia, Copenhague o Basilea, mientras que otros como el de Zagreb no lo tienen claro.

Sin embargo, hay ciudades que ya han decidido que no se celebrarán: Tallin, Estocolmo, Berlín, Estrasburgo... Todo dependerá de las cifras de enfermos y fallecidos que se den en cada una de las localizaciones, así como del estado de la sanidad y el posible peligro que pueda tener un evento de estas características.

Caseta de la Fera de Santa Llúcia / FIRA DE SANTA LLÚCIA
Caseta de la Fera de Santa Llúcia / FIRA DE SANTA LLÚCIA

¿Y en España?

En Barcelona, el mercadillo más popular es el de la Fira de Santa Llúcia, que se celebra en la avenida de la Catedral de Barcelona desde el año 1786. A pesar de las dudas por la pandemia, este año 2020 se seguirá con la tradición y volverá a ocupar el lugar que le corresponde.

Comienza el 27 de noviembre y concluye el 23 de diciembre, y claro está, contará con las medidas de seguridad pertinentes, a saber: estará perimetrado, contará con salidas y entradas diferentes, habrá control de aforo, será obligatoria mascarilla y utilizar hidrogel y se respetará la distancia de seguridad.

Clásicos

Otras dos ciudades en las que también habrá mercadillo, siempre y cuando no empeore la situación, serán Madrid y Vigo. La capital dispondrá la Plaza Mayor con las casetas tradicionales, aunque habrá un constante control de aforo.

Por su parte, Vigo se sigue apuntando a la Navidad con una espectacular decoración y con un mercadillo perimetrado y controlado para no exceder el aforo máximo.