Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Plato de uno de los restaurantes seleccionados / EL MOLINO DE URDÁNIZ

Restaurantes de pueblo con estrella Michelin

Espacios gastronómicos donde darse todo un homenaje en pueblos que, en algunos casos, apenas tienen una decena de vecinos

Victoria Herrero
2 min

Si hoy es un día especial y uno quiere probar un menú para el recuerdo en algunos de los restaurantes galardonados por la Guía Michelin del territorio nacional no hace falta irse a las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Diseminados por toda la geografía hay verdaderos templos gastronómicos del buen comer. Todos ellos, ubicados en localidades que apenas llegan al medio millar de habitantes y cuyos fogones han recibido tan magna valoración por parte de la afamada publicación francesa

Y es que para sorpresa de muchos comensales, los premios Óscar de la alta cocina también se encuentran en pequeños y modestos lugares. Así, el 22% de los restaurantes galardonados con al menos una estrella en España están en ciudades y pueblos donde apenas llegan a los 5.000 vecinos. 

Un ansiado reconocimiento

Esta distinción nació en la década de los años 20, pero no fue hasta el año 1936 cuando se introdujeron las definiciones que hoy se conocen de estos galardones. Así, un restaurante con una estrella Michelin destaca por ser muy bueno en su categoría; otro que tenga el doble demuestra una calidad de primera clase en el tipo de cocina en la que esté especializado y un espacio que reciba tres estrellas (el máximo galardón) indica una cocina excepcional y colarse en las listas de algunos de los mejores establecimientos a nivel internacional. 

Este reconocimiento es otorgado por los jueces de esta publicación que se fijan en aspectos como la selección de los ingredientes y materias primas, la creatividad de los platos, los sabores y la relación calidad-precio del menú. Además, también se puede valorar el confort y el servicio que se sirve a los comensales en esos restaurantes que visitan cada año. 

CENADOR DE AMÓS
1/6

CENADOR DE AMÓS

En el municipio cántabro de Villaverde de Pontones, donde no hay censados ni medio millar de habitantes, se ubica uno de los restaurantes más galardonados de la escena gastronómica nacional. Se trata del Cenador de Amós, la niña bonita del chef Jesús Sánchez y que se encuentra en el interior de una espectacular casona-palacio del siglo XVIII. De aquí es de donde salen propuestas tan especiales como su tartaleta de carabinero, su pastel de merluza con centollo o su caja de sorpresas dulces. 

CENADOR DE AMÓS

CASA MARCIAL
2/6

CASA MARCIAL

No muy lejos de los valles pasiegos, en el Principado de Asturias se encuentra Casa Marcial. Un lugar emblemático de la mejor cocina asturiana en la aldea de La Salga en Arriondas y donde apenas hay una decena de vecinos. Habitantes de un entorno idílico entre prados naturales y donde la mejor idea es dar un paseo por los alrededores antes de darse todo un homenaje culinario en este templo con platos como las láminas de vaca Frisona y suero de mantequilla o su degustación de fabada tradicional asturiana. 

CASA MARCIAL

VENTA MONTALVILLO
3/6

VENTA MONTALVILLO

A pocos kilómetros de la capital riojana se divisa un pueblo de apenas 50 habitantes. En Daroca de Rioja, entre hayedos y robles que atesoran siglos a sus espaldas se encuentra Venta Montalvillo. El proyecto culinario de los hermanos Carlos e Ignacio Echapresto que ha hecho de este restaurante todo un referente de la cocina riojana tradicional. Y, para muestra, un botón de algunas de sus sugerencias: verduras escabechadas con bacalao, “preñao” de sobrasada vegetal e infusión de boletus y laurel.

VENTA MONTALVILLO

 

AS GARZAS
4/6

AS GARZAS

En la provincia de A Coruña, en el municipio de Malpica de Bergantiños se ubica la parroquia Barizo donde no llegan a vivir ni 240 vecinos. Es aquí, en plena zona de la Costa da Morte donde se localiza este rincón del buen comer, As Garzas. Y para comprobarlo nada como reservar mesa, mejor si es frente al mar para que la comida sea todavía si cabe más inolvidable, y pedir algunas de sus suculentas recetas: flor de jurel, vieria y parmentier de champiñón y la tarta de choco y naranja. 

AS GARZAS

CASAMAR
5/6

CASAMAR

También mirando al mar, en este caso desde la Costa Brava, se puede comer en este otro espacio gastronómico de la localidad de Llanfrac (en Gerona) de 270 residentes. Un bocado con lo mejor del sabor del mar de este pueblo costero y donde la magia del chef Quim Casellas junto con su equipo de cocina hacen posible especialidades tan apreciadas como la crema de castañas de Viladrau con picada de setas, huevos de codorniz pochado y butifarra de perol. Otoño en un plato. 

CASAMAR

 

 

EL MOLINO DE URDÁNIZ
6/6

EL MOLINO DE URDÁNIZ

La última parada de este recorrido gastronómico fuera de las grandes urbes llega hasta Navarra, concretamente hasta el pueblo de Urdániz con un censo de un centenar de personas. Vecinos orgullosos de este apreciado restaurante donde David Yárnoz hace una cocina donde mezcla sentimientos con los mejores productos del entorno. Así es como salen platos como la royal de salazón y ahumados o la mousse de relleno con caramelo de perejil y pimientos del piquillo de Lodosa. 

EL MOLINO DE URDÁNIZ