Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una mujer durmiendo / PIXABAY

Descubre cómo mejorar tu sueño durante la cuarentena

El sistema inmune es la piedra angular de nuestra salud y el que nos puede proteger ante gripes u otros virus, por eso es vital un buen descanso

5 min

Dormir es un gran privilegio con los actuales ritmos de vida. No obstante, hay que tener presente que descansar correctamente ayuda a nuestro sistema inmune, lo refuerza. Precisamente el sistema inmune es la piedra angular de nuestra salud y el que nos puede proteger ante gripes u otros virus. En un momento como el actual, en el que millones de personas se encuentran confinadas en sus hogares y que día a día han de enfrentarse al reto de trabajar desde casa, es muy importante marcarse unas pautas para el buen descanso.

Para la doctora Verena Senn: "Las personas que, por la situación actual, están instalando su oficina en el hogar deberían elegir idealmente un lugar fuera de la habitación o al menos un rincón separado para trabajar. Senn recomienda compartimentar áreas para nuestra rutina diaria, como para el trabajo, y lugares para descansar y regenerarse. Esto también se aplica a los horarios. "Aunque se puede estar en casa todo el día, es muy importante separar las horas de trabajo de los descansos y terminar conscientemente el período de trabajo antes de que anochezca", explica la doctora.

¿Cómo debemos descansar?

La OMS recomienda 7-9 horas de sueño diario y siempre por la noche. Existe el reloj biológico interno, llamado por los cronobiólogos el ritmo circadiano. A lo largo del ciclo día-noche de la Tierra, este reloj interno se sincroniza una y otra vez. Sin embargo, la sincronización de nuestros relojes internos es muy individual, lo que explica por qué hay madrugadores y personas que prefieren levantarse tarde. En la medida de lo posible, los expertos recomiendan seguir cumpliendo con estos horarios durante los días de reclusión en casa.

Promover un buen sueño

"En primer lugar, es importante hablar de nuestro reloj interno y su vínculo con la luz y la oscuridad. El reloj interno está controlado en gran medida por la hormona de la melatonina. Los receptores en nuestros ojos son sensibles a la luz azul y le indican al cerebro que es de día: hora de estar alerta y despertarse. Para que nuestra melatonina mantenga un ciclo saludable de sueño, los móviles y los portátiles, por ejemplo, solo deben usarse para una extensión muy limitada de una a dos horas antes de acostarse.

Además, los estudios demuestran que actividades en línea como el cuidado de los contactos sociales o la recuperación de noticias actuales pueden evitar que descansemos y podamos coger el sueño. Es decir, hay que desconectar a tiempo", explica Senn.

Cinco consejos esenciales

Las marcas especializadas en el sector descanso en Europa, se enfrentan cada día a nuevos retos para mejorar la calidad del sueño gracias al trabajo de los equipos de I+D y a la reconocida experiencia de un equipo de neurocientíficos, ingenieros y expertos en materiales.

Algunos de los consejos más destacados por estos expertos son:

  1. Evitar el alcohol y la cafeína.
  2. Evitar las siestas durante el día. Dormirse y despertarse a la misma hora. La regularidad mejora la calidad y la cantidad del sueño.
  3. Ventilar la habitación antes de dormir, de hecho, la temperatura ideal en la habitación es de unos 18 grados centígrados.
  4. Cenas ligeras.
  5. Rutinas para favorecer el sueño: un baño caliente, un buen libro y luz suave.

La importancia del colchón

Además, el colchón y la almohada son particularmente importantes para la calidad del sueño. Un colchón confortable permite descansar mejor y es un producto verdaderamente esencial para mejorar la calidad del sueño y de la vida cotidiana.

Todos los requisitos que un colchón de calidad debe tener: transpirabilidad, adaptabilidad a todos los tipos de cuerpos y pesos, durabilidad, independencia de lechos, baja resistencia al cambio de posición y un apoyo óptimo de la columna vertical y de las siete zonas de soporte de la espalda. Además, la cubierta del colchón, termorreguladora y transpirable, favorece la transpiración natural y evita la sudoración nocturna.

"si>