Menú Buscar
Una mujer levantándose de la cama en una habitación perfecta para dormir / UNSPLASH

¿Cómo es la habitación perfecta para dormir bien?

La ciencia responde a la pregunta del millón: ¿cómo debe ser la cama ideal para un correcto descanso nocturno?

17.04.2019 13:28 h.
6 min

Dormir bien es algo que preocupa a todos los ciudadanos, ya que el cuerpo necesita descansar por las noches para recargar pilas y tener la energía suficiente para afrontar un nuevo día. Sin embargo, hay muchos españoles que tiene problemas relacionados con el sueño. Unas cuestiones que están influidas por numerosos aspectos, entre ellas la habitación elegida para llevar a cabo el descanso nocturno.

“El dormitorio será la estancia del hogar que más se transformará en los próximos años para dar respuesta, precisamente, a la necesidad de propiciar un sueño más saludable”, opinó el doctor Carlos Egea, organizador de la XXVII Reunión Anual de la Sociedad Española del Sueño (SES). "Alrededor de un tercio de los españoles sufre algún trastorno de esta conducta, lo que aumenta un 36 % el riesgo de alteraciones coronarias. Si pensamos que dormir es tiempo perdido, tendremos un problema como especie. La sociedad tiene que tomar conciencia de los riesgos de salud que implica dormir poco y a partir de ahí modificar los hábitos relacionados con el sueño".

La habitación saludable del sueño

Ikea y la SES han creado la habitación saludable del sueño, que recrea en dos espacios diferenciados cómo serían las estancias ideales para disfrutar de un descanso adecuado. Para ello, la compañía sueca ha desplegado todo su conocimiento sobre la vida en el hogar y las evidencias científias para dar respuesta a los que la SES ha identificado como los problemas más comunes entre los españoles a la hora de conciliar y disfrutar de un sueño reparador.

Pareja en la cama / UNSPLASH

Una pareja en su habitación / UNSPLASH

A la hora de diseñarla, se han abordado tres aspectos clave como son la temperatura, la luz y el ruido, así como otros adicionales como la propia cama, los materiales, el entorno decorativo y el uso del espacio. Lo han hecho en dos espacios que recrean las que serían las habitaciones ideales para un dormir saludable tanto para un adulto como para los adolescentes, “este último motivado por la cada vez mayor preocupación de los especialistas por el desarrollo del sueño entre este segmento de la población”, apuntan.

Las cinco claves según la ciencia de la habitación perfecta para dormir bien

  1. Temperatura: Al existir una relación directa entre la temperatura del ambiente y la del cuerpo humano, se recomienda mantener una temperatura neutra, entre 18 y 21 grados. Teniendo en cuenta que durante la fase REM del sueño, la más sensible, el cuerpo tiene mayor dificultad para la termorregulación, es importante usar tejidos que la favorezcan.
  2. Luz: La luz que emiten los dispositivos electrónicos tiene consecuencias para el ser humano como el retraso en la secreción de melatonina, el aumento de la alerta o el retraso en el inicio del sueño. El dormitorio ha de ser un espacio libre de dispositivos electrónicos, que no se deben usar antes de dormir. Descansar con la luz encendida o en dormitorios con contaminación lumínica produce un sueño más superficial, mayor número de estados de vigilia y alteración de las ondas cerebrales. La intensidad de la luz en la habitación a la hora de acostarse no debe superar los 75 luxes. “Un sistema de iluminación inteligente para regular la intensidad de la luz es perfecto para conciliar bien el sueño”, recomiendan los expertos de Ikea.
  3. Ruido: El barullo es uno de los principales responsables de la interrupción del sueño, genera situaciones de insomnio y dificulta el alcance la fase REM. La recomendación de la OMS establece 30 decibelios como nivel máximo de ruido durante la noche. El uso de técnicas de aislamiento acústico es muy útil para controlar el ruido en el dormitorio.
  4. Entorno decorativo: El desorden de objetos en el entorno (como ropa, libros, revistas, ordenadores) no permite que la mente ‘se desactive’. “Es importante mantener el espacio ordenado con sistemas de almacenaje en los que guardar los objetos cuando ya no los utilizamos”, puntualizan. Además, la habitación ha de estar fundamentalmente concebida para el sueño y las relaciones sexuales. Hay que tener en cuenta que las tonalidades neutras o pastel favorecen la paz y la relajación.
  5. Cama y materiales: La cama es el lugar en el que las personas pasan una tercera parte de sus vidas, por lo que resulta clave elegir un colchón, una almohada y una ropa de cama que favorezcan el sueño. “Un 7 % de los problemas de sueño son consecuencia de un colchón incómodo. Un colchón ergonómico de dureza media y una almohada bien elegida mejoran la calidad del sueño y facilitan un descanso reparador”, subrayan desde la compañía.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información