Menú Buscar
Chica tomando el sol, un autobronceador no suele funcionar a su vez como protector solar / Imagen de 272447 EN PIXABAY

Claves para usar bien el autobronceador

Estos productos cosméticos ayudan a lucir una piel bronceada, siempre que se apliquen correctamente

Noelia Hontoria
5 min

Según un informe de Global Cosmetic Industry, los autobronceadores, en el año 2016, vieron aumentar sus ventas un 20% respecto al año inmediatamente anterior. Hoy en día, estos productos continúan siendo unos de los más buscados en la sección de belleza de farmacias, perfumerías y grandes superficies, aunque cuenta con aliados y detractores. En el segundo caso se encuentran aquellos que han probado el producto, no con demasiada suerte, ya sea por una mala elección del cosmético o por un uso indebido.

Los autobronceadores permiten lucir una piel morena en cualquier momento del año, sin necesidad de exponerse al sol, en solo unos minutos. Sin embargo, una aplicación incorrecta puede dar lugar a un tono naranja nada natural ni favorecedor o incluso a un “bronceado” irregular. La OCU también ha hablado sobre estos productos y ha emitido una serie de recomendaciones e información interesante para ayudar a los consumidores a elegir autobronceador y sobre todo a aplicarlo bien para sacarle todos sus beneficios.

Ingredientes de los autobronceadores

En este sentido, uno de los puntos que ha tratado es el de los ingredientes de estos productos. Es importante resaltar que no se debe confundir autobronceador con protector solar, ya que los primeros, por sí solos, no protegen de los rayos del sol. En caso de querer que un cosmético lo haga, sea del tipo que sea, tiene que contar en su fórmula con filtros UVA y UVB. Un compuesto habitual es la erythrulose, una especie de azúcar natural inofensivo para la piel.

El ingrediente principal es el dihydroxyacetone (DHA) que, en interacción con los aminoácidos de las proteínas de la piel, es el que da lugar a la coloración de la epidermis. Según los informes del Scientific Commitee on Consumer Safety, su concentración no debe ser superior al 14% para que no sea dañino para la salud. Además, un autobronceador con una alta proporción de DHA tiene más probabilidades de dejar un tono demasiado naranja en la piel. Lo más óptimo parecer ser una fórmula que combine tanto DHA como erythrulose. Además, el mejor autobronceador será aquel sin parabenos, alcohol ni derivados del petróleo.

Tipos de autobronceador

Existen diferentes tipos de productos autobronceadores en el mercado con el que los consumidores pueden tratar de emular el efecto moreno de la piel en casa. Hay que tener en cuenta que tomar el sol en exceso puede dar lugar a manchas, envejecimiento prematuro de la piel o melanomas muy perjudiciales para la salud, por eso, cada vez son más los consumidores interesados en encontrar un producto que permita emular este efecto de belleza sin comprometer la salud de la piel.

Entre los tipos de autobronceadores que se pueden encontrar en el mercado destacan las toallitas autobronceadoras, las cremas, los sprays y los geles. Todos estos formatos actúan de un modo muy similar y queda en el lado del consumidor escoger aquel que le resulte más cómodo. También se comercializan autobronceadores instantáneos a modo de aerógrafos (más propios de los centros de belleza y estética) e incluso pastillas para acelerar el bronceado, a base de betacaroteno.

Un ejemplo de autobronceador / SHISHEIDO
Un ejemplo de autobronceador / SHISEIDO

Cómo usar el autobronceador

Para lograr un buen resultado, además de escoger un producto de calidad, es necesario seguir algunos consejos de aplicación. Antes de comenzar, es importante tener la piel limpia, hidratada y exfoliada. En las zonas más rugosas se debe aplicar menos producto, ya que aquí es donde más se oscurece la piel. En las manos también hay que aplicarse algo de autobronceadores para evitar un corte antinatural en la muñeca, pero estas se deben lavar inmediatamente para eliminar restos de producto.

Precisamente porque algunos de estos productos manchan, es interesante esperar un poco antes de vestirse, para que se absorba bien y se evite manchar la ropa. Además, sus efectos no son inmediatos, puede tardar en apreciarse el tono en torno a 6 horas. Para mantener el color durante más tiempo, es importante repetir la aplicación después de unos días, cuando se perciba que se está comenzando a perder el tono. Normalmente, la duración de estos productos autobronceadores es de unos 5-7 días.