Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una imagen de archivo de gente mayor / EFE

Los españoles tienen una esperanza de vida 10 años más que la media mundial

La esperanza de vida mundial de una persona nacida en 2016 es de 75,3 años para las mujeres y 69,8 años para los hombres

3 min

España se mantiene entre los países del mundo con una mayor longevidad, tanto en hombres como en mujeres, de la Tierra. Los españoles tiene una media de vida mayor que el resto de la población mundial con un total de 10 años más.

Según el último estudio publicado por la revista 'The Lancet', destaca un aumento generalizado de la esperanza de vida a nivel global pese a la persistencia de algunos problemas de salud como la obesidad, la violencia o las enfermedades mentales.

El crecimiento de la esperanza de vida ha aumentado de forma global. Actualmente, una persona nacida en 2016 se sitúa en 75,3 años para las mujeres y 69,8 años para los hombres, de media, pero en ambos ambos sexos España se mantiene dentro de los cinco primeros puestos a nivel mundial y esas cifras.

En el caso de las mujeres, las ciudadanas más longevas viven en Japón, con una esperanza de vida media de 86,9 años, seguido de Singapur (86,1), Andorra (85,8), España (85,6) y Australia (84,6). En los hombres el primer puesto es para Singapur, con 81,3 años de media, seguido de Japón (80,8), Islandia (80,6), Australia (80,5) y España (80,3), que tiene la misma esperanza de vida masculina que Luxemburgo.

Además, el estudio muestra como los hombres nacidos en España en 2016 tendrán una esperanza de vida hasta 2,7 años mayor que los nacidos diez años antes, mientras que en el caso de las mujeres la esperanza de vida ha crecido 1,6 años con respecto a 2006.

Según destaca el investigador Joán Soriano, del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid y uno de los autores del estudio, estos resultados son "impresionantes", aunque considera que "no hay que ser complacientes" con estos datos ya que algunas enfermedades como el Alzheimer y los dolores de espalda o cuello son cada vez un mayor impedimento para llevar una vida sana a partir de determinada edad.

Pese al aumento de la longevidad, las principales causas de muerte prematura en España siguen siendo la cardiopatía isquémica, el Alzheimer, el cáncer de pulmón, los accidentes cerebrovasculares y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Otro dato revelador, ha sido el descenso de la mortalidad infantil por primera vez en la historia moderna. En 2016 se evitó el fallecimiento de más de cinco millones de niños menores de cinco años. En 1990 la cifra era de 11 millones.