Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Barbados, un destino que ofrece visado gratis para teletrabajar durante un año / PublicDomainPictures EN PIXABAY

Visados gratis para quienes quieran teletrabajar en Barbados

El Gobierno de esta isla ha explicado en qué consiste este permiso especial para trabajar en remoto desde un destino tan paradisíaco

Noelia Hontoria
5 min

Vivir en el Caribe es el sueño de muchas personas. Despertar cada día en un destino paradisíaco es, sin duda, una imagen de película. Y se puede hacer realidad. Entre las ventajas del teletrabajo se encuentra precisamente la de poder seguir generando ingresos en remoto, en cualquier lugar del mundo. Y algunos países están aprovechando la situación mundial actual para hacer un reclamo a todas aquellas personas que tienen el privilegio de poder teletrabajar de forma habitual.

Uno de estos ejemplos se encuentra en las Islas Barbados, quienes están ofreciendo visados gratis para aquellas personas que se decidan a dejar sus hogares y acudir a uno de los rincones más bellos del mundo, con un ordenador bajo el brazo para poder seguir manteniendo su empleo actual. Desde el Gobierno del archipiélago, plantean esta opción como una solución al problema turístico que azota a todo el mundo y, además, para mantener su actividad económica esencial.

Visado gratis

Uno de los sueños de muchas personas es conseguir trabajar desde cualquier lugar del mundo, y si este lugar es una paradisíaca isla, mejor aún. Pero ya no solo consiste en tener un trabajo que lo permita, si no que la burocracia no siempre es la mejor amiga del ser humano. Precisamente una de las líneas en las que trabaja el gobierno de las Barbados es esta, permitir, de forma sencilla, que todo aquel que quiera teletrabajar desde la isla pueda hacerlo, por un período máximo de 12 meses de estancia y sin un mínimo obligatorio.

A este proyecto se le conoce como Sello de Bienvenida de Barbados, y, según las declaraciones de la primera ministra Mia Mottley, permitirá a aquellas personas que se animen a hacerlo trabajar desde el paraíso. Este visado gratuito garantizará buenas conexiones a internet para que el recién llegado pueda continuar con su actividad profesional igual que lo haría en cualquiera otra parte del mundo, pero con la ventaja de vivir una experiencia única. 

Un destino seguro

Además, el Gobierno de Barbados vende la imagen de destino seguro en tiempos de coronavirus y ofrece una opción responsable para poder disfrutar de la vida y esquivar la pandemia. Aunque la isla tampoco está exenta de casos, actualmente tan solo han contado 7 fallecidos y 158 casos, una cifra muy por debajo de otros destinos caribeños, y tienen especial cuidado con no aumentar estos datos, con iniciativas como la exigencia de un PCR para entrar en el país si se ha transitado por zonas con peores registros de la enfermedad.

Una villa para teletrabajar desde las Barbados / Digitalskennedy EN PIXABAY
Una villa para teletrabajar desde las Barbados / Digitalskennedy EN PIXABAY

Además, también han establecido la llamada burbuja de viajes, una especie de “puente aéreo seguro” entre Barbados y países que tengan una situación favorable similar a la de esta isla. Se incluyen en esta burbuja Dominica, Granada, Santa Lucía, San Vicente y San Kitts y Nevis. Los viajeros procedentes de estos destinos no tendrán que cumplir ningún tipo de cuarentena, ni seguimiento durante su estancia ni hacer prueba para poder entrar al país, algo que sí sucede cuando el turista llega desde otros destinos.

Alojamientos vacacionales

Retomando el asunto del Sello de Bienvenida de Barbados, se ofrecerá alojamiento a los interesados en participar en este proyecto en apartamentos vacaciones, villas turísticas, habitaciones de hotel y casas de alquiler, asegurando, como ya se ha comentado, la conectividad a través de las dos grandes empresas de telecomunicaciones que conviven en la isla. La primera ministra de Barbados ha declarado que con este movimiento también pretenden reducir la concentración de habitantes en los puntos más vulnerables del planeta.

El visado tendrá una duración máxima de doce meses, aunque, en cualquier caso, el interesado será quien decida si quiere acortar la estancia al tiempo que deseen o si quieren beneficiarse del año completo. Una vez haya terminado el teletrabajo en este país, el viajero podrá volver a pasar unas vacaciones a la isla.