Menú Buscar
'rFactor', simulador utilizado en competiciones profesionales de videojuegos eSports / RFACTOR

Los eSports como herramienta pedagógica

Los alumnos del Brains International School van a participar en una experiencia que les permitirá convertirse en ingenieros virtuales de Fórmula 1

18.01.2019 12:13 h.
3 min

A pesar de la mala fama que han soportado los videojuegos durante muchos años (en ocasiones hasta han sido señalados como uno de los culpables del fracaso escolar), las últimas tendencias en enseñanza y desarrollo del conocimiento apuntan que pueden resultar un aliado estratégico en el aprendizaje de los más pequeños. Así lo creen desde la Fundación CINNED, centrada en la innovación educativa, que quiere impulsar los eSports en las aulas como una herramienta pedagógica a través de las competiciones sobre simuladores de Fórmula 1, que cuentan con su espacio en el mundo de los deportes electrónicos con las iRacing World Championship GP Series.

A través de este proyecto, los alumnos del colegio Brains International School se convertirán en ingenieros virtuales de Fórmula 1. En este tipo de competiciones digitales no sólo se requieren pilotos, sino que también demandan ingenieros virtuales que controlen el funcionamiento de los bólidos, el reglaje, la telemetría y su rendimiento.

Ingenieros y pilotos

"El mundo de los videojuegos constituye una alternativa que despierta el interés y motiva a los alumnos" explica David de las Heras, CEO de Moddom, compañía especializada en simuladores virtuales. El directivo señala que este proyecto supone "una primera toma de contacto con el mundo de la ingeniería en este sector" que favorece la aplicación de los conocimientos que estudian en casos prácticos.

El objetivo de este curso es "que los niños sean capaces de diseñar sus propios coches de competición y aprendan conceptos de aerodinámica, mecánica o programación de simuladores". Es decir, unir aprendizaje y desarrollo de habilidades con el juego y la competición sana.

Simuladores profesionales

Los simuladores que se utilizarán ofrecen una experiencia hiperrealista y son los mismos que usan los equipos profesionales y de competición del mundo del motor en sus entrenamientos. Cuentan con un volante y un asiento profesionales y un equipo en tiempo real para aumentar la sensación de inmersión.

En cuanto al software, el simulador funciona bajo un mod del videojuego rFactor, que tiene la peculiaridad de ser modificable para ajustarse a las necesidades del piloto o equipo profesional.