Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Emilio Montes, cura de Valdepeñas / YOUTUBE

[VÍDEO] Sonada bronca de un cura a sus feligreses por su escasa contribución a la Iglesia

Emilio Montes acusa a los fieles que no dan dinero para la iglesia de tratarlo como si fuera tonto

3 min

Los feligreses de la parroquia del Santo Cristo de la Misericordia de Valdepeñas (Ciudad Real) se han llevado una buena bronca por parte del cura Emilio Montes.

El párroco aprovechó la homilía del domingo, que se retransmite a través de YouTube por la pandemia, para reñir a todos los que vienen por no aportar dinero para las obras y el mantenimiento de la iglesia.

Obras sin ayudas

"La semana que viene inauguramos la nueva obra y nadie me ha preguntado cuánto ha costado. Eso es un tema tabú. Nadie me ha preguntado tampoco cuánto queda por pagar. Se ve que no os importa".

Así iniciaba su discurso Montes, antes de desglosar el coste y a cargo de quien corría. Pero no contento con ello, les reprochó que hay gente, “suscriptores de la iglesia”, que aportan 50 euros como mucho y otros tan sólo seis.

"No somos tontos"

El tono fue in crescendo. Ya lo avisó el cura al cámara, “no cortes, no cortes" y advirtió varias veces que tenía "para largo". En diez minutos, les reprochó a algunos que piden favores y luego no aportan nada. “Cómo tienen la cara tan dura, ¿eh?”, lanza a uno de los presentes. “Lo que pasa que la gente se piensa que somos tontos”, alerta. "Que yo me calle no quiere decir que yo sea tonto", prosigue.

Montes les advierte que el ya sabe “los que ponen dinero y los que no”. Conoce las historias década uno de ellos, si trabajan, si son una pareja de funcionarios e incluso aquellos que “se han borrado ahora que ya se han acabado las obras”.

"Podéis ir en paz"

El párroco ha confesado todo lo que paga la iglesia en luz, en reformas, qué ayudas recibe para realizar mejoras y las que quedan por hacer. Asevera que la colecta de cada día sólo sirven para pagar las facturas de la luz, pero no el mantenimiento.

Con expresiones de dolor y disgusto, Montes indica a los que ya pagan su recibo mensual que sigan haciéndolo, pero el mensaje final ha sido para aquellos que ponen excusas: “diez o 15 euros al mes es lo que gastáis en una ronda de cervezas, que tampoco es pa’ tanto. Podéis ir en paz". El sermón ya se ha hecho viral.