Menú Buscar
Un pueblo donde se puede practicar turismo rural / Josep Monter Martinez EN PIXABAY

El turismo rural se impone para estas vacaciones de verano

El 70% de los encuestados aseguran que este año optarán por turismo nacional en zonas rurales

Noelia Hontoria
5 min

Este verano las vacaciones van a ser muy diferentes para todos. Los viajes al Caribe o los grandes circuitos por Asia deben quedar para otro momento. Toca practicar un tipo de turismo más modesto y, sobre todo, más cercano. El turismo nacional vive en 2020 su mejor momento, provocado por la crisis del coronavirus, la incertidumbre a la hora de viajar fuera de las fronteras españolas y la reducción de ingresos económicos que muchas familias han experimentado en el segundo trimestre del año por los problemas para desarrollar su actividad profesional.

Dentro del turismo nacional, las costas andaluzas se han llevado la palma, convirtiéndose en el destino más reservado del mundo en esta primera fase. Pero también el turismo rural vive su época más dorada. Se trata de un tipo de vacaciones más tranquilas, más seguras, económicas y que garantizan la distancia de seguridad con otras personas. Además, las dudas en torno a alojarse en un hotel también disparan las reservas de otro tipo de alojamientos, según se ha dejado ver en diferentes encuestas.

Mejor en apartamento turístico

Según una encuesta de Fevitur (Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos), uno de cada dos españoles quiere pasar sus vacaciones de verano en un apartamento turístico en lugar de hacerlo en un hotel. Esto es debido a las restricciones de aforo que presentan actualmente los hoteles, en el caso de los más grandes habrá que imponer horarios para buffet o incluso para ir ala piscina, cosa que no sucede en un apartamento en el que el único huésped es el viajero y su familia.

En este sentido, también están ganando fuerza los alojamientos con un número reducido de habitaciones, ya que garantiza no tener problemas de aforo. La prioridad es, además de no tener horarios ni pasar las vacaciones haciendo filigranas con las citas previas y reservas, optar por destinos poco masificados. A pesar de que toque vivir la temporada de vacaciones estival, no hay que olvidar que por encima de todo debe estar la seguridad y la higiene, si se quiere evitar otro repunte preocupante de la enfermedad que podría derivar en otro confinamiento.

Zonas de baño en áreas rurales / David Mark EN PIXABAY
Zonas de baño en áreas rurales / David Mark EN PIXABAY

Turismo nacional y rural

En una encuesta elaborada por Escapadarural, dos tercios de los españoles encuestados aseguran que practicarán el turismo nacional este verano. De entre ellos, el 70% tiene previsto optar por el turismo rural. Son muchos los motivos que pueden llevar a los turistas a elegir este tipo de destino. Como ya se ha mencionado a lo largo de este artículo, la baja concentración de personas en los destinos rurales es una de las ventajas, además, son destinos económicos que ayudarán al bolsillo de los españoles.

Los alojamientos turísticos en zonas rurales suelen ser o bien bajo la fórmula de apartamento o bien en casas rurales pequeñas, de uso exclusivo para una familia o grupo de amigos. Además, su tamaño suele ser suficiente para alojar a varias personas del mismo grupo, por lo que también es una excelente ocasión de disfrutar de unas vacaciones conjuntas y aprovechar todo el tiempo que se ha perdido de estar junto a los seres queridos, debido al confinamiento que vivimos este año.

Capital de Turismo Rural 2020

Iniciativas como Capital de Turismo Rural 2020, que busca el mejor pueblo rural de España, cobran este año una importancia aún mayor. Los diez pueblos candidatos son Ayna (Albacete), Artenara (Gran Canaria), Cazalla de la Sierra (Sevilla), Guadalupe (Cáceres), Colombres (Asturias), Potes (Cantabria), Leitza (Navarra), Rasillo de Cameros (La Rioja), Rascafría (Madrid) y Santo Domingo de Silos (Burgos). En toda la geografía española existen pueblos con encanto para disfrutar del turismo rural.

Además, en ellos suelen convivir dos fórmulas de alojamiento. Pequeños hoteles rurales junto con apartamentos turísticos tipo Airbnb, una plataforma que, además, ha sido una de las grandes perjudicadas por este confinamiento. Los responsables de la empresa están ofreciendo ya algunas ayudas a los arrendadores, quienes han reducido sus ingresos a cero durante la primavera, para ayudar a poner en marcha de nuevo la actividad y mantener su negocio, a la vez que se ofrecen a los turistas las mejores garantías para viajar con seguridad este 2020.