Menú Buscar
Diccionario de la Lengua Española / RAE

El test de la RAE que está causando furor en las redes

A través de Enclave RAE, la Real Academia Española ha compartido un curioso cuestionario de 12 preguntas para poner a prueba los conocimientos de la gente

3 min

Conocer el castellano en profundidad no es una tarea fácil. Aunque saber escribir sin faltas de ortografía es algo que se trata de enseñar desde prácticamente cuando se empieza a leer y escribir, son muchas las personas que cometen errores, por mínimos que sean. El español es un lenguaje que está en continua evolución, más todavía con la suma de palabras que se añaden de otros idiomas. Sin embargo, desde la RAE han tenido una curiosa iniciativa para todas aquellas personas que quieran aprender y poner a prueba sus conocimientos.

Enclave RAE es una plataforma de la Real Academia Española para usuarios que quieran tener a su disposición multitud de recursos sobre el español en línea. Cuenta con consultas lingüísticas, diccionarios, sinónimos y ejercicios para mejorar el español. Uno de estos ejercicios es el cuestionario de 12 preguntas que se ha hecho viral en las redes sociales. En él se plantean todo tipo de cuestiones, desde la forma correcta de escribir un verbo hasta puntuaciones, acentuaciones o significados de palabras.

Curiosidades sobre la RAE

La RAE se fundó en 1713 como una iniciativa por parte de Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena, quien además acuño el lema de “limpia, fija y da esplendor”. En total hay 46 sillas académicas, aunque no siempre todas están tienen que estar ocupadas. Cada una corresponde a una letra. La mayoría de los académicos de la RAE son hombres, aunque cada vez hay más mujeres. La primera mujer en ocupar un sitio fue Carmen Conde, en 1978, quien se sentó en la letra K.

Los académicos son elegidos por el resto de los integrantes en una votación secreta donde hace falta la mayoría simple de todos los presentes en el momento del acto. Aunque ocupar una letra en la RAE es un sueño para muchos, algunos autores elegidos, como José Zorrilla, pueden rehusar el cargo, aunque en este caso fue reelegido y terminó tomando posesión de la letra L.