Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un joven en la puerta de una casa / ATRESMEDIA

El terror de un okupa que indigna a las redes: "Tienes miedo de dejar la casa sola"

El vídeo de un joven desafiante ante las cámaras y los vecinos de un municipio incendia a los usuarios

4 min

Las redes están que arden. La okupación se ha convertido en una de las grandes preocupaciones de los españoles y las actitudes de ciertos responsables no hacen más que echar más leña al fuego.

Las declaraciones de un okupa de Villaviciosa de Odón (Madrid) se han convertido en virales y en objeto de ira, insultos e incluso amenazas. Y es que el joven dice tener miedo de que le den la misma medicina.

Ante las cámaras

El programa del verano (Telecinco) se acercaba a la población porque los vecinos se sienten preocupados al ver que tres jóvenes con la mayoría de edad recién cumplida han okupado un inmueble. Ellos, en cambio, niegan la mayor.

Uno de ellos, David, accedió a hablar ante las cámaras y defiende que la casa es suya. “Soy el propietario de esta vivienda, llevo cuatro meses aquí viviendo y compré las llaves por 2.000 euros”, asegura.

Okupa con miedo

Esto no ha sido lo más indignante. El joven desmiente todas las acusaciones que circulan sobre él y sus compañeros y niega que sean ellos los responsables del problema. "No se puede estar todos los días de bronca con los vecinos", señala para calmar los ánimos.

Lo peor de todo es que dice que los teme. "Tienes ya miedo hasta de dejar la casa sola, no vaya a ser que un día vengas y te encuentres a un vecino allí en el salón", espeta a las cámaras.

Reacciones

Las reacciones no se han hecho esperar. ¿Un okupa con miedo a que lo okupen? Se preguntan muchos. Al parecer existen. Otros están orgullosos de los vecinos que han logrado que David y los suyos sientan lo mismo que buena parte de la población.

Los habitantes de Villaviciosa asegura que estos chicos, de entre 18 y 19 años, son agresivos y amenazan a algunos adolescentes. Ellos lo desmienten: "¿Nos vamos a poner a insultar a niños de 12 años cuando tenemos hermanos, sobrinos pequeños y familia?". "Esto es un sinvivir con los vecinos, igual algún día salgo y me encuentro a alguno en el salón de casa”, insiste.

Malestar vecinal

Otras de las acusaciones de los vecinos es el supuesto consumo de drogas que hay en esa casa, pero a los okupas no les molesta mucho esa acusación. "No tengo ningún problema en que entren a mi casa y la revisen de arriba a abajo, no tengo nada que esconder", señala David, que orgulloso señala que "encima tengo un coche de la policía todos los días delante de casa”.

Por si fuera poco, tras demostrar su miedo, el okupa se muestra desafiante contra aquellos que los quieren lejos de sus casas. “Mientras siga viviendo en la calle, sin trabajo y sin nada no me voy a mover de aquí hasta que un juez me diga lo contrario. Cuando encuentre un trabajo me iré con mi perro, el primero que se quiere ir soy yo y estar tranquilo. Le daré las llaves a la policía", advierte.