Menú Buscar
David, el fan de Rosalía que tiene un tatuaje de la cantante en su hombro / EFE

La pasión por Rosalía lleva a un joven a hacerse un tatuaje de ella

El joven asegura que lleva tres días en cola para ver a la cantante de Sant Esteve Sesrovires en Barcelona

3 min

Que Rosalía levanta pasiones no es ningún secreto, aunque en algunas ocasiones la euforia de sus fans llegue a unos límites insospechados --como, por ejemplo, intentar robarle un anillo en pleno concierto--. Uno de los seguidores de la artista de Sant Esteve Sesrovires ha llegado, incluso, a tatuarse una imagen de ella de dimensiones nada despreciables. 

El dueño del tatuaje se llama David, tiene el número 1 de la lista para entrar al segundo concierto de Rosalía en Barcelona del Puente de la Constitución y asegura llevar tres días en la cola para acceder al Palau Sant Jordi. Toda una muestra de la pasión que siente por la cantante de Malamente

Tatuaje de la Rosalía más flamenca

Cada persona es libre de marcar su piel con la imagen que desee, y si algunos creen que la mejor idea para un tatuaje es la cara de Mariano Rajoy o la del expresidente catalán Carles Puigdemont​, ¿por qué no va a serlo también la imagen de Rosalía bailando?

David ha elegido una de las poses que más caracterizan a la artista catalana: los brazos en alto, en actitud flamenca, y la mirada baja que encandila a sus seguidores por la fuerza de la expresión de su cara. Muestra, orgulloso, su hombro derecho con el tatuaje, en el que no faltan, como no podía ser menos, las características uñas de Rosalía, largas y sensuales.

Tatuaje de Rosalía en el hombro de uno de sus fans / EFE
Tatuaje de Rosalía en el hombro de uno de sus fans / EFE

Rosalía en Vogue... y en piel

David no es el único que ha tenido la idea de llevar consigo a Rosalía para toda la vida. Hay otras personas que han decidido tatuarse a la cantante, como lo demuestra el diseño de la artista Sara Rosa Corazón, afincada en Barcelona. 

Este tatuaje muestra a la artista catalana en una pose similar a una fotografía publicada la edición española de Vogue, en un reportaje publicado en septiembre de 2018 y en el que posa con una serpiente en su cabeza.