Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un rider de Glovo entregando un pedido / PABLO MIRANZO

Un rider emociona a las redes al confesar su precaria situación económica

Un repartidor consigue movilizar a los internautas para comprometerse con las condiciones de su gremio

3 min

Que la vida de un repartidor no es fácil es evidente. Contratos de falsos autónomos, prisas, los peligros del tráfico, pero el caso de un rider ha impactado a las redes y, a su vez, éstas le han emocionado a él.

“Me gustaría que la gente que pide Uber Eats o Doordash entendiera lo que es ser conductor de esas compañías", inicia Riley Elliott en un vídeo publicado en TikTok que se ha vuelto viral. Su última experiencia fue la gota que colmó el vaso.

Denuncia

El trabajador cobró 2,5 dólares por un viaje de 45 minutos por el que tuvo que pagar 3 dólares para aparcar su bici en un garaje ya que el cliente no quiso salir a recibirlo. Una pérdida absoluta si no fuera por la propina, 1,5 dólares. En resumen un dólar por casi una hora de trabajo.

El rider Riley Elliott / TIKTOK
El rider Riley Elliott TIKTOK

"Tengo que demostrar una cantidad tres veces superior al coste de alquiler como ingreso en dos semanas y no puedo. No importa que tenga varios trabajos, que apenas duerma, que apenas pueda alimentarme. Estoy a punto de quedarme sin hogar por tercera vez desde mayo", se lamentaba entre lágrimas.

Viral

Su mensaje conmocionó a los tiktokeros, donde el vídeo tuvo dos millones de reproducciones. A esto cabe añadir que la historia saltó a Twitter y allí llegó al equipo de fútbol Seattle Sounders que le donó 500 dólares al ver su historia. No fueron los únicos.

Los internautas organizaron una recogida de dinero para ayudar al repartidor y consiguieron más de 50.000 dólares. No se lo podía creer. "Gracias a todos vosotros y a vuestra generosidad, vamos a poder conseguir una casa. Hemos podido pagar las facturas, he podido enviar dinero para ayudar a un amigo a salir adelante en su lucha", detalla.

Acción solidaria

La solidaridad lo ha abrumado, pero no se olvida de otros compañeros suyos. Elliot ha decidido donar 15.000 dólares de los recaudados a otras personas que lo necesitan. 

Este gesto no es nuevo. Incluso en sus peores momentos el rider organizó una campaña GoFundMe para ayudar al colectivo. Su objetivo, en todo caso, es otro: que los empresarios vean que los repartidores merecen una mejor remuneración.