Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una mujer con dolores intestinales derivados del estado de su colon / CG

Remedios caseros para una buena limpieza de colon

Alimentos como el limón y el jengibre o plantas como el anís y el aloe vera ayudan a optimizar esta limpieza intestinal

3 min

Una de las bases para obtener una mejor calidad de vida es tener el colon limpio. Cumplir con ese requisito aporta una gran serie de beneficios saludables a nuestro cuerpo, y tenerlo al día es mucho más fácil de lo que parece.

El aumento de energía, la mejora en la absorción de nutrientes, la contribución a la pérdida de peso y la eliminación o reducción del mal aliento son algunas de las características más destacables de tener un colon sano. Y para lograrlo, existen una serie de trucos y consejos muy sencillos, con remedios caseros que ayudan a optimizar esta limpieza intestinal.

Aloe vera

El aloe vera es uno de esos míticos remedios que sirven para todo, y esta no es una excepción. Solo es necesario cortar una hoja de sábila a la mitad y extraer su jugo, exprimir dos limones y mezclarlo junto a medio litro de agua filtrada.

Si se consume la mezcla tres veces al día durante dos o tres jornadas, los resultados se verán rápidamente.

Jengibre

Para los amantes del jengibre, con un simple se conseguirán los mismos resultados. El primer paso es hervir un trozo para sacarle el jugo, a la vez que se calientan dos tazas de agua. Después, se le añade una cucharada de zumo de jengibre con un cuarto de taza de zumo de limón.

El líquido final, hay que separarlo en dos o tres tomas según se prefiera, y hay que beberlas a lo largo del día.

Un té de jengibre y limón / CG
Un té de jengibre y limón / CG

Limón

Para los amantes de la fruta, con un zumo de limón también mejora el estado del colon. Hay que exprimir una pieza entera y mezclarla con un vaso de agua tibia, una pizca de sal marina y un poco de miel.

Lo ideal es beberlo una sola vez al día, por las mañanas y en ayunas. Es decir, debe ser lo primero que hagas al levantarte.

Vinagre

En un vaso de agua, mezclamos dos cucharadas de vinagre y otras dos de miel. ¡Cuidado! El vinagre debe ser de sidra de manzana.

Y al igual que el zumo de limón, lo ideal es beberlo una sola vez al día. Eso si, cuando más te apetezca.

Anís

¿Has probado el té de anís? Su elaboración es la misma que cualquier otra infusión, y se recomienda consumir con el desayuno.

De hecho, con el objetivo de mejorar la digestión, lo recomendable es tomar uno antes de desayunar y uno justo después. Verás que intentarlo merece la pena.