Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Songbird / STX FILMS

Michael Bay hace una película sobre el futuro del coronavirus... y da miedo

'Songbird' muestra un mundo confinado durante cuatro años por una mutación aún más peligrosa del coronavirus

Carlos Losada
6 min

Aunque pueda resultar sorprendente, en 2020 Hollywood ha tenido tiempo de pasar por un confinamiento, hacer un guion y filmar una película sobre un futuro apocalíptico en torno al coronavirus. Su título es Songbird y está producida por un auténtico creador de blockbusters: Michael Bay.

Todo esto se ha sabido después de que se haya dado a conocer un tráiler que no solo ha sorprendido a propios y extraños, sino que además ha levantado ampollas entre quienes consideran que es de mal gusto hacer una película sobre el virus cuando en todo el mundo está causando estragos y, ni mucho menos, se ha conseguido detener.

Covid-23

Eso sí, el causante de lo que se ve en el film no es la Covid-19, sino la Covid-23, una especie de mutación del virus que resulta mucho más mortal. No en vano, tiene una tasa de fallecimientos del 50%, lo que hace de ella un enemigo terrorífico y sumamente temido. Ante esta situación, los gobiernos (en este caso la película se centra en el de Estados Unidos) solo pueden atajarlo mediante un confinamiento mundial, de manera que apenas hay gente que tiene libertad para moverse.

Además, para poder controlar a la población, que está hastiada después de casi cuatro años sin poder salir de sus domicilios, se toman medidas que se podrían catalogar de brutales. De hecho, en el mismo avance de la película se ven campos de concentración, represión total por miedo a que el virus se extienda y un clima realmente asfixiante.

No somos ni Romeo ni Julieta

A pesar de ahondar en un tema tan escabroso, su principal responsable (director y guionista) Adam Mason apunta que en realidad se trata de una especie de Romeo y Julieta en un mundo azotado por un virus mortal que tiene atemorizada a la población.

El “Romeo” es Nico, una de esas personas que pueden moverse gracias a que es inmune al virus, algo muy poco habitual y que hace de él una pieza valiosa como repartidor. Sin embargo, su novia Sara no tiene tanta suerte y permanece enclaustrada en casa. El problema para ella surgirá cuando en el edificio donde vive se localiza a un infectado, lo que desatará un cúmulo de peligros para los dos jóvenes, quienes no solo tienen que lidiar con la Covid-23, sino con un estado represor que da tanto o más miedo que el virus.

Una producción polémica

Como no podía ser de otro modo, han sido muchas las voces discordantes con que en estos momentos se filme algo de estas características. Pero sus responsables se han defendido argumentando que en muchos otros momentos complicados se han hecho películas relacionadas: Segunda Guerra Mundial, Guerra de Vietnam, Conflicto del Golfo. atentados del 11-S

Eso sí, durante un tiempo la producción se hubo de detener porque les acusaron de estar incumpliendo las normas de seguridad para evitar la expansión del coronavirus, el cual, como se sabe, ha tenido una gran incidencia en Estados Unidos.

Fotograma de Songbird / STX FILMS
Fotograma de Songbird / STX FILMS

Los amantes

En cuanto al elenco actoral, el protagonismo recae en los dos enamorados, que están interpretados por Sofia Carson y K.J. Apa, aunque en esta aventura casi apocalíptica contarán con compañeros de viaje como Demi Moore, Peter Stormare, Craig Robinson, Bradley Withford, Alexandra Daddario y Paul Walter Hauser.

Por el momento, la película no tiene fecha de estreno y no se sabe si lo hará en las salas de cine o directamente en alguna plataforma de contenidos, tal y como ha sucedido con otras propuestas actuales. De hecho, aún no se sabe cuál será el destino de la última entrega de James Bond.

Otras películas

De este modo, Songbird se unirá a otras películas en las que se tratan enfermedades, pandemias y virus mortales, las cuales se han podido ver en televisión recientemente coincidiendo con los momentos tan complicados que se están viviendo. Una de las que más sorprenden es Contagio, ya que muchos momentos de la trama parecen una fotocopia de lo que ha ocurrido desde finales de 2019 y muestra que las autoridades médicas ya sabían que esto podía suceder.

En 1995 se estrenó Estallido, otra de esas películas que ponen los pelos de punta, en este caso con respecto al virus Ébola. En ella Dustin Hoffman y René Russo tratan de detener el contagio a partir del confinamiento total de un pueblo donde aparecen los primeros afectados.