Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Algunos de los participantes en el Barcelona Health Summit sobre telemedicina  / BHH

La inversión en telemedicina, clave para luchar contra el Covid y otras pandemias

La asistencia médica en remoto y las aplicaciones que permiten el rastreo de contagios fueron los protagonistas del 'Barcelona Health Summit'

6 min

En los últimos años se ha producido un crecimiento notable de la inteligencia artficial en múltiples ámbitos, y el de la salud no es la excepción. Por ello, existen aplicaciones que ofrecen soluciones para mejorar el cuidado de los pacientes, convertirlos en el centro de atención o personalizar sus tratamientos. De esta forma, el congreso organizado por Barcelona Health Hub (BHH) a finales de octubre, ha indagado y profundizado en el campo de la telemedicina, más en auge que nunca con el avance del Covid-19. “Una de las ideas que nos han trasladado los expertos es que esta situación ha supuesto un estímulo para el desarrollo de las nuevas tecnologías y este año supondrá un verdadero punto de inflexión para la e-Health”, según Cristian Pascual, presidente de BHH.

Por ello, muchos de los agentes de este ecosistema insisten en la importancia de seguir invirtiendo en la telemedicina. En el tercer trimestre del 2020, la inversión en digital health fue superior a la de un año antes, cuando se conseguió un récord de financiación.  “Vemos como cada vez se invierte más dinero en el sector de la salud digital y sobre todo en tres áreas principales: los cuidados alternativos, las operaciones clínicas y la digitalización de los ensayos clínicos”, explicó Sophie Ehrlich, Senior Vicepresident Life Sciences & Healthcare de Silicon Valley Bank.

La telemedicina ha llegado para quedarse

Precisamente una de los debates del Barcelona Health Summit  se centró en analizar el papel que juegan las nuevas tecnologías en la pandemia del Covid-19, con el fin de reducir el impacto de la enfermedad. Por ello, una de estas lecciones fue la necesidad de poder rastrear de una forma eficiente a las personas contagiadas para de alguna manera intentar frenar la propagación del virus. Estas nuevas herramientas no solo han servido para el rastreo de los contagios, sino que también han permitido mejorar de forma sustancial el manejo de los pacientes.

“Un país puede desarrollar una aplicación de forma individual más o menos sencilla, pero si no hay colaboración con otros países no vamos a lograr buenos resultados, sobre todo con una pandemia que ha afectado de forma global a todo el mundo. Es importante también lograr que estas soluciones sean usadas por la mayor cantidad posible de personas”, aseguró durante el congreso Sameer Pujari, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Médicos virtuales

Los symptom checkers como el de Mediktor, un asistente médico virtual basado en inteligencia artificial para el triaje, el prediagnóstico y el soporte a la decisión clínica, también han tenido un importante papel en el manejo de la pandemia, como apuntó Miguel Muñoz, Head of Business Development de la compañía. Por un lado, funcionan bien a la hora de identificar a  personas sospechosas de sufrir el Covid-19 y permitir su aislamiento para así reducir la propagación de la pandemia.

“Entre el 60 y el 70% de las consultas realizadas a través de la telemedicina han evitado que se produzca una visita presencial y hasta el 80% de los usuarios después de un año mantiene las aplicaciones de telemedicina en sus smartphones, lo que nos indica su voluntad de hacer uso de ellas. Está claro que la telemedicina ayuda a ser más efectivo al sistema”, insiste Pablo Mas, COO en MeetingDoctors.

Nuevos horizontes

La pandemia también ha supuesto una oportunidad para el desarrollo de nuevas áreas que hasta ahora han sido poco exploradas. “Los puntos de mira hacia los que dirigirse en los próximos años están relacionados con el cáncer, con la salud de la mujer y la salud mental”, recalcó en el evento del BHH Logan Plaster, director de la startup Health. De hecho, el Covid ha supuesto un impulso para la temedicina que agradece el sector. Las restricciones impuestas en la primera oleada, con las que se buscaba reducir al máximo la interacción social, sumado al colapso de los sistemas sanitarios, hizo que muchas personas no pudieran acudir a los centros sanitarios.

Así, durante muchos años se habían puesto de relieve sus ventajas y posibilidades, aunque faltaba por dar el paso definitivo. “Ahora hemos podido ver como la telemedicina nos ha ayudado a aliviar la presión del sistema sanitaro, ha reducido el riesgo de infección y ha mejorado la accesibilidad, con un mayor confort y menor tiempo invertido por parte de los pacientes. Hemos visto que funciona”, según Elena Torrente, Digital Health Development Deputy Director en DKV. Y, en este sentido, Eloy Gómez, Hematology Business Franchise Head de Novartis Oncology, considera que se ha producido un verdadero cambio de paradigma. “Hemos pasado de atender a los pacientes cuando se produce un evento de salud a centrar nuestro foco en la prevención. Ahora podremos mover el foco de los sistemas a la salud y esto es una verdadera revolución”.