Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona hace estiramientos / PEXELS

El método ‘Zero Training’: ¿es posible perder peso sin dietas ni entrenamientos?

Tomomi Ishimura crea un curioso procedimiento para adelgazar con tan solo cinco minutos al día de estiramientos

10 min

¿Es posible adelgazar sin dietas ni entrenamientos? Aunque parezca imposible, Tomomi Ishimura propone un método único que promete resultados en solo cuatro semanas. El Zero Training es un programa de ejercicios que ayuda a mejorar la salud y la postura y a perder peso devolviendo cada parte del cuerpo que se ha contraído con la edad, normalmente cuello, hombros, espalda, caderas y piernas, a su posición original, también conocida como posición cero.

No es un entrenamiento muscular, que somete el cuerpo a mucha carga, sino que es una sesión de estiramientos que se puede hacer mientras una persona está tumbada. Y solo se necesitan unos cinco minutos al día. La rutina consta de tres pasos y siete ejercicios de respiración, relajación y contracción. Todo esto lo explica Ishimura en su libro, El método Zero Training.

Cuatro semanas

Ishimura asegura que si una persona sigue el método durante cuatro semanas, por lo general, perderá peso. “Mucha gente ve una drástica reducción de su cintura. También adoptan una postura más bonita, y muchos ganan altura. Además, funciona de maravilla si tienes los hombros cargados y dolores de espalda”, explica la autora para Crónica Directo.

Pero su mayor aportación es la sensación de bienestar. “Cuando pensamos en hacer ejercicio, la imagen que tenemos en mente es la de hacerle daño al cuerpo, sobrecargándolo, pero el Zero Training es justo lo contrario: un entrenamiento para trabajar en nuestro cuerpo, no contra él. Al liberar las tensiones y rigideces, podrás hacer que se relaje”, manifiesta.

Efectos rápidos

La consigna del Zero Training es que “te sentirás ligero como una pluma”, y los efectos se notan desde el primer día. “Tu cuerpo se ha ido contrayendo y volviéndose rígido con el paso de los años, así que con una sola sesión desharás esa contracción y notarás una ligereza que nunca antes habías sentido”, asegura la experta sobre el método.

Una de las características del método es el aumento de energía. Tras una o dos semanas de práctica, los hombros cargados y el dolor de espalda empiezan a mejorar. Pasadas unas cuatro semanas, ya debe notarse la pérdida de peso, la postura mejora de forma clara y la cintura se estrecha.

Beneficios

Los beneficios del curioso entrenamiento son múltiples. Mejora de hombros y cuello tensos, de la fatiga ocular y el dolor de cabeza, del dolor de espalda y hombros, de la artritis de rodilla, de trastornos del sistema nervioso autónomo, de la postura, ensanchamiento pélvico, mejora de la calidad del sueño, se logra una respiración y relajación más profundas, aumenta la agilidad y disminuye la irritabilidad.

“Mucha gente lo convierte en un hábito diario, y ya son muchos los que llevan practicándolo dos o tres años”, confirma la profesora de yoga. Además, practicar el Zero Training es seguro para todo el mundo de 0 a 100 años y para las personas que jamás hayan hecho ejercicio o tengan una discapacidad física. Esto es así porque se realiza por completo tumbado, “maximizando el uso de la gravedad y reduciendo la carga en articulaciones y otras partes del cuerpo”, promete Ishimura.

Respiración

En este método se emplea la respiración Zero Training para los siete ejercicios: inhalar durante tres segundos y exhalar durante siete. Durante toda la sesión se repite esta respiración cada 10 segundos. El objetivo es que la exhalación dure el doble que la inhalación y así lograr una mayor relajación. Se pone el foco en la respiración para hacer que las costillas trabajen.

El mayor secreto para reducir cintura es “cerrar las costillas”. Estas, por naturaleza, se expanden al inhalar y se estrechan al exhalar. Sin embargo, a medida que el cuerpo se encoge y se vuelve más rígido con la edad, las costillas se quedan en una posición abierta. Entonces, los órganos internos ocupan el espacio libre y la barriga sobresale. Esto puede provocar obesidad y dolores de espalda, entre otros.

Relajación

La respiración también permite liberar tensiones. A medida que una persona envejece, la respiración se vuelve menos profunda. Con esa respiración superficial, el cuerpo se vuelve cada vez más rígido, pero al respirar con más libertad, la rigidez desaparece y el cerebro consigue relajarse.

“A la gente le cuesta relajar la mente cuando se lo pides, pero sí son capaces cuando les dices que relajen la respiración. No puedes controlar tu mente, pero sí que puedes controlar tu respiración. Esto hará que tu cuerpo se relaje y, por ende, también lo haga tu mente”, matiza Ishimura.

Gravedad

La postura es muy importante. “Cuando estamos mirando nuestro smartphone, por ejemplo, el ángulo de nuestro cuello está a unos 15 grados. En ese momento, se calcula que la fuerza gravitacional desde los hombros hasta la parte más alta del cráneo es de alrededor de 30 kilos. El equivalente a cinco o seis bolas de jugar a los bolos”, ejemplifica. “Si sales a caminar, a correr o haces yoga con una mala postura, terminarás por hacerte daño en las rodillas y la espalda, por mucho que el motivo de hacer ejercicio fuera mejorar tu salud”, añade.

Con una mala postura, la gravedad coloca cargas sobre el cuerpo. No solo no será posible adelgazar, sino que se pueden sufrir problemas físicos. Si se logra reducir toda carga innecesaria y alcanzar la posición cero, que es esa posición en la que el cuerpo siempre está quemando grasa, se puede perder peso de forma natural sin necesidad de ejercicios especiales, asegura.

Postura cero

¿Cuál es la postura cero? Esa en la que los seis puntos del cuerpo (orejas, hombros, codos, muñecas, rodillas y tobillos) se encuentran en línea recta al observarlos de lado. Esto hace que la persona se sienta como si estuviera estirándose hacia atrás, pero en realidad se trata de una figura bonita, perpendicular al suelo.

Una postura recta minimiza el efecto de la gravedad y el peso. Una postura inadecuada puede provocar que las articulaciones y los músculos se contraigan y se agarroten, dando lugar a declives funcionales como incapacidad para levantar los brazos, rotar el cuello, rotar la cintura, extender las rodillas y reducir longitud de zancada.

La mente

No importa lo duro que una persona se entrene o cuide su alimentación si tiene la mente estresada. “Si consigues escapar de este estado de estrés, podrás perder peso y vivir en paz en tu día a día”, sostiene la especialista. Sin embargo, es muy complicado calmar la mente o regularla en situaciones así. “Cuando la mente se encuentra en un estado de desorden, no debemos tratar de controlarla, sino de ajustar el cuerpo primero, y nuestra mente también lo hará”, manifiesta la profesora.

Al practicar el Zero Training, a medida que se desvanece el estrés, la mente empieza a calmarse. “Cuando el estado mental se reduce a cero, puedes recuperar tu verdadero yo. El verdadero yo es un estado en el que no competimos contra nadie, no luchamos, no envidiamos y no nos preocupamos por el futuro. Cuando te ves a ti mismo como realmente eres, dejas de tener que compararte con los demás o de preocuparte por el futuro, y tu mente se libera para siempre”, concluye.