Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un delfín solitario sonríe a la cámara / CG

Manoliño, el delfín repudiado por su manada que busca amigos entre los humanos

El cetáceo recorre las playas de Galicia en solitario y falto de compañía, aunque los expertos recomiendan no tocarlo para su seguridad y la de los bañistas

4 min

Los vecinos de Galicia están encantados con Manoliño, el delfín repudiado por su manada que viaja por las playas gallegas en busca amistades entre los humanos. El animal se adentra mucho en la costa, lo que le ha convertido en el centro de atención y en compañero de juegos de muchas personas.

Una situación que enamora a quien se la encuentra, dado que aseguran se ha mostrado muy dócil y juguetón, pero que disgusta a los expertos. Los científicos piden que se evite totalmente el contacto con el delfín, prohíben darle de comer y recomiendan no llamar su atención para garantizar la seguridad del cetáceo y de los propios bañistas.

Un hecho inusual en su especie

Confi, aunque se le conoce más por Manoliño --el nombre con el que le rebautizó un buzo del municipio gallego de Noia--, es un delfín del que la ONG Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma) sigue su rastro desde diciembre, aunque no fue hasta marzo o abril cuando pudieron confirmar que se trataba de un animal solitario. Un hecho infrecuente en su especie, pero que se da en ejemplares rechazados por la manada a la que pertenecen

Al principio solo seguía embarcaciones, aunque ganó confianza hasta protagonizar escenas inusuales en las playas de  Portosín, As Gaviotas, O Freixo y Esteiro. Se trata de un ejemplar muy joven, así que hay muchas posibilidades de que acabe encontrando otro grupo con el que convivir. Pero, mientras tanto, suple la falta de contacto con sus congéneres buscando la compañía de los humanos. Sin embargo, los expertos instan a no tocar al animal.

Un animal salvaje y protegido

Manoliño se adentra tanto en las playas que muchos han podido tocarlo y jugar con él, incluso los más pequeños. Viaja por la costa de Galicia sorprendiendo a los bañistas, por lo que los expertos han iniciado una campaña informativa al asumir que "muchas personas desconocen los riesgos".

"La gente no debe tocarle, a pesar de ser un animal muy dócil. Puede volverse agresivo si se siente atacado", aseguran los responsables del grupo de emergencias. Lo fundamental es tener en cuenta que se trata de un animal salvaje y, además, una especie protegida, por lo que piden respeto para él y que se le proporcione "la máxima tranquilidad posible".

Las recomendaciones de los expertos

"Podemos verlo pasar, podemos observarlo... incluso acompañarlo con una embarcación. Pero debemos mantener siempre una distancia prudencial, necesaria para la seguridad del delfín y de los bañista", avisan los expertos. En cuanto a las embarcaciones, lo mejor es intentar alejarse sin interrumpir el comportamiento del delfín o mostrarse indiferente en caso de que sea el cetáceo sea el que se acerque.

Las recomendaciones son sencillas: no se debe darle de comer, ni llamarlo o silbar para captar su atención; nunca hay que meterse en el agua intencionadamente para nadar a su lado ni intentar tocarlo; y en caso de que uno esté en el agua y perciba un comportamiento incómodo por parte del delfín, debe salir inmediatamente del mar y alejarse de su radio de contacto.