Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un bebé, como a los que se ha descubierto que les afecta la mala alimentación de los padres / PIXABAY

La mala alimentación se trasmite al bebé a través del semen

Estudios con ratones comprobaron que una dieta pobre en ácido fólico provocaba defectos en la espina dorsal y en el cráneo

2 min

La alimentación completa es un proceso esencial para la vida humana, y ahora ha adquirido aún más importancia después de que unos investigadores de la Universidad de McGtrill (Montreal) hayan descubierto que los efectos de los déficits nutricionales del padre se pueden pasar al hijo a través del semen.

Los estudios de años han permitido determinar que ciertas modificaciones en el ADN a causa del contexto ambiental, como el maltrato, la contaminación o la alimentación, afectan a los hijos, a los que ya se tienen y a los que estén por venir. Este proceso se llama epigenética.

Defectos en la espina dorsal

Con el objetivo de obtener los resultados, los científicos alimentaron a ratones con una dieta pobre en acido fólico para ver como afectaba a la metilación del ADN, es decir, a la expresión genética. Los resultados confirmaron que se producían alteraciones en este proceso, y que provocaban defectos congénitos en la espinal dorsal y en el cráneo.

Uno de los hallazgos más sorprendentes para los investigadores fue que las alteraciones en el esperma se pasaban durante el proceso de fertilización, y proseguían su desarrollo durante el desarrollo embrionario. Los científicos consideran que este hallazgo sienta las bases para poder entender y prevenir determinadas patologías que se encuentra reflejadas en las proteínas del semen. El próximo paso es averiguar si es posible proceder a la corrección de estos cambios en el material genético.