Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Logotipos de Twitter y de la NBA / TWITTER - NBA

Los jugadores de la NBA que usan Twitter por la noche juegan peor al día siguiente

Un estudio ha revelado el impacto negativo que tiene tuitear a partir de las once de la noche en el rendimiento sobre la cancha de las estrellas de la NBA

2 min

Las redes sociales están tan implantadas en la sociedad que para muchas personas es difícil imaginarse cómo sería un día sin ellas. Sin embargo, el uso abusivo de las mismas puede tener una influencia negativa para los internautas.

En el caso de los jugadores de la NBA, un estudio ha demostrado que utilizar Twitter  por la noche provoca que rindan menos durante sus partidos del día siguiente. ¿La causa más probable? La falta de descanso motivada por estar tuiteando a altas horas de la madrugada en lugar de durmiendo.

El peligro de tuitear

Investigadores de la Stony Brook University de Nueva York (Estados Unidos) analizó los mensajes publicados en Twitter por 112 jugadores de la NBA entre las temporadas 2009 y 2016. En total fueron más de 580.000 tuits, alrededor de 37.000 de los cuales fueron publicados entre las once de la noche y las siete de la mañana.

Estos datos se cruzaron con estadísticas de los partidos de la NBA disputados esas fechas, concluyendo que los jugadores que utilizaron Twitter durante la noche anterior al encuentro anotaron 1'14 puntos menos y jugaron dos minutos menos respecto de los partidos en los que no lo usaron.

Menor acierto anotador

Esta influencia negativa de Twitter en el rendimiento se aprecia mejor en la eficacia de tiro. Los jugadores de la NBA alcanzaron porcentajes el 1,7% menor en los duelos posteriores a su actividad nocturna en Twitter. Peor aún, los que tuitearon la noche anterior entre las dos y las seis de la madrugada vieron cómo su porcentaje anotador se redujo en el 3,6%.

“Si dos o tres jugadores de un mismo equipo tienen falta de sueño, eso al final se nota”, ha explicado una de lAs investigadoras de la universidad norteamericana, Lauren Hale, que está especializada en el sueño y en cómo afecta a la salud.