Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Disfrutando de las gelatinas con alcohol de Las Jellys / LAS JELLYS OFICIAL

Las Jellys, el primer establecimiento para comprar cócteles sólidos en Barcelona

Una idea gastronómica innovadora de pequeñas gelatinas con alcohol que explotan en la boca

Victoria Herrero
7 min

Los más atrevidos en esto de probar innovaciones gastronómicas están de suerte. La ciudad condal ya cuenta con el primer establecimiento donde poder comprar unos cócteles un tanto originales y diferentes. Y es que en este caso no se trata de bebidas, sino que estas singulares propuestas vienen en formato sólido y explotan en la boca. Ya no hace falta, por tanto acudir a una de las coctelerías de la ciudad. 

Una sorprendente idea nacida del espíritu emprendedor de dos empresarios que pretenden así, dar una vuelta de tuerca y revolucionar el mundo de la coctelería más clásica y convencional. Bajo el nombre de Las Jellys se esconde esta nueva propuesta que ha unido en una misma esencia el concepto de bar y de bebida. Un proyecto que como sus mismos responsables aseguran es una nueva e ilusionante manera de volver a brindar y a celebrar con amigos y familiares tras los complicados meses vividos atrás. 

¿Qué son Las Jellys?

Las Jellys está a medio camino entre un postre y una bebida más clásica (un chupito por el tamaño del licor); una gelatina que contiene una esferificación líquida en su interior que es precisamente la que explota en la boca. Con esta carta de presentación, todo aquel que quiera probar estos cócteles sólidos debe acercarse hasta el establecimiento localizado en Carrer de Muntaner 85 y llevarse a casa alguna de las cajas de 12 unidades, perfectas para regalar o darse un capricho propio.

Un detalle de lo más original y que se adapta a los paladares más exigentes gracias a que, además de novedosas recetas de cócteles de toda la vida, se han reformulado algunos que nunca faltan en una buena coctelería como es el caso del Mojito, el Margarita, el Cosmopolitan o el Manhattan entre otros. Eso sí, para comprar estos cócteles (artesanales y exclusivos) primero se recomienda hacer una reserva a través de la propia página web de Las Jellys por medio de un formulario o bien poniéndose en contacto con su servicio de WhatsApp.

Sabores a la carta

También desde este espacio online se pueden seleccionar los sabores preferidos de cada uno y comprar esas cajas de manera online o bien pasar a recogerlas por su espacio del barrio del Eixample el día seleccionado cuando se realice el pago de manera digital. Pero, antes de eso hay una decisión algo más complicada, elegir qué mezclas serán las elegidas para probar por primera vez en estos cócteles sólidos que se deshacen en la boca. 

Por un lado se encuentra la caja Caribe Mix por un precio de 25,90 euros y que es toda una explosión veraniega al primer mordisco gracias a sus sabores de Mojito, Piña Colada, Margarita y Sex on The Beach; mientras que quizá otro comensal prefiera el formato Urban Nights por el mismo precio y con un regusto algo más enigmático y propio de la noche como es el caso de los cócteles Alexander, Manhattan, Cosmopolitan y Moscow Mule.

Urban Nights, una de las opciones del catálogo de Las Jellys / LAS JELLYS OFICIAL
Urban Nights, una de las opciones del catálogo de Las Jellys / LAS JELLYS OFICIAL

Un consumo responsable

Al tratarse de una idea gastronómica de lo más novedosa puede que a más de uno le asalte alguna duda acerca de cómo tomar este tipo de bebidas alcohólicas. Así pues, lo mejor es consumirlas frías (nunca dejarlas en el congelador) y antes de 72 horas desde su compra. Eso sí, como recomiendan los responsables de Las Jellys ese consumo se debe hacer con moderación sin olvidar en ningún momento que se trata de un cóctel con un 19º de alcohol.

Un consumo habitual y adecuado sería no excederse de 3 o 4 unidades por persona (la caja de 12 dosis está pensada para ser disfrutada por 3 o 4 comensales). Como no podía ser de otra manera, estas gelatinas especiales no pueden tomarse por menores de edad, mujeres embarazadas, personas diabéticas o con intolerancia alcohólica. 

¿Cómo surgió la idea?

Tras este sorprendente proyecto se encuentra Pablo Quijano, uno de los fundadores de Las Jellys y socio de BRO Room, un negocio de restauración en la misma ciudad condal, que afirma que parte de la inspiración para dar forma a estas bebidas alcohólicas en formato sólido surgió de fusionar la pasión por el mundo de la coctelería con la cultura mexicana tan amante de los postres de gelatina. Precisamente, este emprendedor nació en el país azteca. 

Junto a Pablo, Dani Roig es el otro responsable de Las Jellys y recuerda cómo la situación vivida como consecuencia de la pandemia ha hecho que cambiaran muchas cosas que ya se daban por sentadas. Además, el hecho de no poder salir de casa en los primeros meses o de reunirse en grupos más pequeños con el paso del tiempo ha dado lugar a la proliferación de cenas y fiestas privadas sin salir del domicilio y con un reducido grupo de asistentes. De ahí que surgiese la necesidad de trasladar el bar hasta el propio salón de la vivienda en forma de esta experiencia diferente.