Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jóvenes pasándolo bien con cócteles sin alcohol / Bridgesward EN PIXABAY

Cinco cócteles sin alcohol para triunfar este verano

Las frutas son las protagonistas de estas bebidas sanas, refrescantes y deliciosas con las que seguro arrasas entre tu grupo de amigos

Noelia Hontoria
6 min

No es más cool aquel que toma bebidas con alcohol, ni es imprescindible una alta graduación para pasarlo bien. Cada vez más personas optan por pedir en el chiringuito (o prepararse en casa) cócteles sin alcohol, ya sea por recomendación médica, porque tienen que conducir o, simplemente, porque les apetece más. Y lo cierto es que hay muchas opciones de cócteles sin alcohol, que están deliciosos y son sanos. Muchos de ellos tienen a las frutas como ingrediente principal.

La clave para que estén bien ricos es tomarlos con mucho hielo, muy fresquitos y en copas atractivas. Junto con el color que suelen tener estos cócteles, ya se puede hacer la foto perfecta para Instagram mientras se disfruta de una bebida sana sin alcohol. El San Francisco es probablemente el más conocido y el más pedido en los bares y chiringuitos de las costas españolas, pero hay muchas más opciones, para todos los gustos y paladares.

San Francisco

Es el más popular y su sabor es una mezcla de cítrico y dulce que sabe a gloria. Sus ingredientes son zumo de naranja, zumo de piña, zumo de limón y granadina.

Se agita todo bien en una coctelera para rebajar la concentración del sabor de las frutas. Para disponer de más bebida, se añade un poco de soda (al gusto del consumidor). Las guindas o las rodajas de limón le van muy bien como decoración a este cóctel sin alcohol.

Roy Rogers

Para los amantes de la Coca-Cola este es uno de los cócteles sin alcohol que utiliza este refresco con un toque especial. Basta con mezcla refresco de cola con granadina y añadirle hielo picado. El resultado es un cóctel dulzón donde la Coca-Cola es la protagonista.

Para decorar, de nuevo las guindas dan buen resultado, aunque si se le quiere dar un toque cítrico también puede quedar bien una pequeña rodaja de naranja.

Bloody Mary sin alcohol

Es una bebida bastante especial al paladar y no convence a todos, tiene tantos fans como detractores. Pero es interesante saber que existe la posibilidad de tomar un Bloody Mary sin alcohol. Los ingredientes son zumo de tomate, zumo de limón, salsa Worcestershire, tabasco, sal, pimienta y agua con gas.

Otro ejemplo de cócteles sin alcohol deliciosos / Manfred Richter EN PIXABAY
Otro ejemplo de cócteles sin alcohol deliciosos / Manfred Richter EN PIXABAY

Esta mezcla explosiva da lugar a uno de los cócteles sin alcohol más fáciles de hacer (va todo en la coctelera y solo hay que agitar bien) y más originales. Se recomienda servir con mucho hielo. Su sabor es tan intenso que no necesita decoración.

Kiwi Soda

Es menos frecuente que los anteriores, pero es tan fácil de preparar que es una gran opción para hacer cócteles sin alcohol en casa. Además, su ingrediente principal es fruta, por lo que puede tomarlo toda la familia. Se necesita kiwi, lima, azúcar, soda y mucho hielo.

El primer paso es poner en la licuadora un kiwi maduro (sin piel) y un chorrito de lima exprimida. Se licua todo bien y se añade al vaso, rellenando más o menos un tercio. El resto se completa con hielo, soda y dos cucharaditas de azúcar. Se mueve y ya está listo este Kiwi Soda, uno de los cócteles sin alcohol más sencillos, sanos y deliciosos.

Shanghai

El cóctel sin alcohol más tropical es el Shanghai. Se necesita zumo de papaya, zumo de naranja, sirope de mango y maracuyá. Se mete todo junto en la coctelera con mucho hielo, se agita bien y listo.

El sabor es espectacular, muy apropiado para la temporada veraniega.

Trucos para preparar estos cócteles sin alcohol

Además de tener a mano las recetas y la lista de ingredientes, si se quieren preparar estos u otros cócteles sin alcohol hay que tener en cuenta algunos trucos que harán que el resultado sea top. El primero de ellos es que estas bebidas deben servirse bien frías. Para ellos, se puede recurrir a mucho hielo o, la mejor opción siempre que el tipo de fruta lo permita, preparar inmediatamente después de sacar la fruta de la nevera.

También se recomienda probar diferentes edulcorantes. Más allá del azúcar blanco, con estos cócteles suele ir muy bien el sirope de ágave o el azúcar de caña. Por último, el toque de coctelera es imprescindible. La licuadora ayuda a que las frutas queden perfectamente líquidas, pero agitar todos los ingredientes en la coctelera, de forma enérgica, es el punto final que hará que el cóctel sea todo un éxito.