Menú Buscar
Una joven mirando su móvil / UNSPLASH

Los jóvenes 'se esconden' en las redes sociales

La generación Z lidera el 'social cooling' y es la que más cautela tiene en la red

3 min

El denominado social cooling, que se traduce en castellano como "enfriamiento social", consiste en la acción de limitar el deseo de hablar o de opinar por miedo a la falta de privacidad y al control de la actividad en la red. Según un estudio realizado por la Universitat Oberta de Catalunya, los miembros de la generación Z, jóvenes menores de 20 años, son los que más se preocupan por la privacidad. Casi el 95 % de los adolescentes de entre 14 y 17 años revisan qué y con quién comparten su vida social, ya que desconfían al dejar su información en internet.

Hoy en día, las redes sociales recogen enormes cantidades de datos personales de los usuarios. Los más jugosos suelen ser cuáles son sus contactos, sus intereses, su música preferida o su ideología política, algunas de las informaciones que más valor comercial tienen. Internet puede aumentar la sensación de estar siendo vigilado, pues conlleva una enorme pérdida de privacidad, y las nuevas generaciones son las más conscientes de ello. Al igual que ocurre con todo lo nuevo, a medida que se potencia el uso de las redes sociales se van descubriendo nuevas implicaciones por su uso, sus riesgos y su impacto en la vida de sus usuarios.

Datos personales

El social cooling se da porque, según las conclusiones del estudio catalán, "nos relacionamos con internet del mismo modo que lo hacíamos con los entornos del mundo físico", es decir, el usuario establece una relación de confianza íntima con la web. En los inicios de internet, los individuos no tenían en cuenta que ésta pudiera ser un escaparate para los contratantes o las empresas bancarias, sino que se acostumbraron a la libertad absoluta de la exposición de su privacidad. Con las redes sociales sucedió igual, los usuarios no creyeron que los contenidos en internet pudieran tener un efecto fuera de él. Sin embargo, a medida que los usuarios son más conscientes, actúan con más prudencia en las redes y, por lo tanto, su compromiso es menor.

Joven mirando sus redes sociales / UNSPLASH

Joven mirando sus redes sociales / UNSPLASH

Los jóvenes nacidos entre 1995 y 2012 son más proclives a utilizar bloqueadores de anuncios, aplicaciones para esconder sus imágenes y vídeos o utilizar redes sociales de incógnito. Los recientes escándalos de grandes plataformas vinculados a la falta de privacidad y el hecho de tener más conocimientos y habilidades a la hora de activar mecanismos de defensa basados en la tecnología crean un público más difícil de controlar por la red.