Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Unos Playmobil recrean una inmovilización canina / CG

La exhibición policial de un instituto termina con detenidos

Ocurrió en Marbella, en una demostración de la patrulla canina antidrogas que detectó estupefacientes en las mochilas de varios alumnos

4 min

El conocido como control de menudeo pasó a ser una redada en toda regla. La Policía Local de Marbella se presentó por sorpresa en el Instituto Dunas de las Chapas para realizar una exhibición con la patrulla canina antidrogas. Lo sorprendente es que lo hicieron sin avisar ni a padres, ni alumnos ni docentes, puesto que los únicos que sabían de la sorpresa eran el director y la jefa de estudios del centro.

Pero lo que menos se esperaba era que, debido a la lluvia, cambió el protocolo y la exhibición no se hizo en el patio. Se hizo en las aulas de 400 alumnos de entre 12 y 16 años, toda la secundaria, algo que terminó peor de lo que esperaban ya que los perros detectaron estupefacientes en las mochilas de cuatro o cinco alumnos

Un perro policía alemán con bozal metálico / CG
Un perro policía alemán con bozal metálico / CG

¿Exhibición canina o redada antidrogas?

Según adelantó el diario El País, varias fuentes del centro afirman que las cámaras de seguridad colocadas en pasillos, aparcamiento y patios (no hay en las aulas), han grabado trapicheos de droga en varias ocasiones. Por lo que muchos de los padres acusan al centro de usar el control de menudeo como excusa para no oficializar una redada en el instituto.

La polémica crece con la delegación de Educación de la Junta de Andalucía en Málaga, que insiste en que se trata de una demostración “autorizada por el consejo escolar del centro” y llevada a cabo “por parte de agentes del Cuerpo Nacional de Policía”. Aunque dicha fuerza de seguridad asegura que ellos no han sido.

Grupo de Guardias Civiles con un perro policía / EP
Grupo de Guardias Civiles con un perro policía / EP

La policía le resta importancia

Agentes de la Policía Local de Marbella aseguran que solo fue una exhibición previamente concertada y que solo se dio "en un par de clases", con la casualidad de que los agentes caninos detectaron hachís en una mochila, "pero nada más".

Pero también confiesan que los controles de menudeo en los exteriores de los centros educativos son habituales y se realizan de manera aleatoria, “pero dentro, no”.

La polémica está servida

Un agente entrena a una nueva unidad canina / CG
Un agente entrena a una nueva unidad canina / CG

“Mi hija no tenía ni idea de lo que era el hachís, ahora sí”, cuenta una madre de una niña de 12 años que vio cómo, por sorpresa, entraba un policía con un gran perro a su clase con las palabras “tranquilos, levantaos y poneos junto a la pared”. Misma sorpresa se llevaron los docentes del instituto, que relatan que nadie les informó de que, en realidad, era una exhibición de la unidad canina.

Con el enfado de muchos de los padres, el centro educativo mandó un WhatsApp a modo de comunicado con un mensaje que rezaba “la policía fue al centro con patrulla canina, como ya lo hizo el año pasado. Vienen un día sin avisar”. “Los alumnos que llevaban droga han sido expulsados 20 días, ya que no ha quedado claro si era para vender”, concluía el mensaje, que incidía en que “ahora es ya un tema de la policía con los alumnos y sus padres”.