Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tocar, girar, mirar, la fórmula para detectar si un billete es falso

¿Cómo detectar billetes de euro falsos?

Tocar, girar, mirar, la fórmula para detectar falsificaciones

5 min

Un total de 338,6 millones de personas utilizan el euro cada día como moneda legal para sus transacciones económicas. Así lo indica el Banco Central Europeo (BCE) que estima que, en diciembre de 2016, existían más de 19.000 millones de billetes en circulación. Al mismo tiempo, la institución también tiene constancia de que durante el primer trimestre del pasado año fueron retirados del mercado 331.000 billetes de euro falsos.

Pero, ¿cómo se puede comprobar que estamos ante euros falsos? ¿qué pasos se deben seguir en caso de estar en posesión de uno amañado? El Banco Central Europeo y la Policía Nacional establecen una consigna básica para reconocer este tipo de estafa: Tocar, girar y mirar.

Tocar

La primera pauta a seguir si tenemos sospechas de que tenemos un billete falso es comprobar el tacto del papel. Estos están compuestos única y exclusivamente por fibras de algodón, lo que proporciona una textura firme, resistente y áspera al tacto. En caso de estar ante euros falsos, la contextura de éstos suele ser flácida y cerosa.

Asimismo, en los bordes izquierdo y derecho del anverso hay una serie de líneas cortas en relieve que facilitan la identificación, especialmente para personas con problemas de visión. También se puede apreciar relieve en la imagen delantera, en las letras y en la cifra grande que indica el valor. Mientras, los falsos carecen de esta impresión en relieve.

Girar

Otra de las formas para comprobar si se está ante uno verdadero es girar el papel y observar sus peculiaridades desde el reverso. En este punto, informa el BCE, el número que indica el valor y que está situado en la parte posterior del mismo cobra especial importancia, ya que, en caso de ser auténtico, producirá un reflejo metálico que se desplaza verticalmente al mirar a contraluz.

Mirar

El último paso para comprobar la verificación es sujetarlo y mirarlo a contraluz, donde podrán apreciarse tres elementos fundamentales que permiten su identificación: la ventana, la marca de agua y el hilo de seguridad.

La ventana, ubicada en la parte superior del holograma (banda plateada situada en el lado derecho del anverso), muestra el retrato de una mujer, que podrá verse en ambos lados si observamos a trasluz. Por su parte, al colocarlo sobre una superficie oscura, las zonas claras se ensombrecen dando lugar a la marca de agua.

Si estamos ante un billete auténtico, al mirar a contraluz, también se apreciaría el llamado hilo de seguridad, una banda oscura en la que figuran el símbolo del euro y el valor en caracteres blancos.

¿Qué hacer ante uno sospechoso?

Los billetes de euro falsos carecen de valor por lo que es fundamental estar atento para no aceptarlos. Si se tiene sospecha de estar en posesión de alguno de ellos se deberá acudir inmediatamente a una entidad bancaria o a cualquier centro del Banco de España donde se informará sobre su legitimidad en cuestión.

Si hubiera dudas y fuera necesario proceder a un análisis más detallado, el Banco de España retendría el dinero y en un plazo máximo de tres semanas se comunicaría el veredicto final por correo. En caso de comprobarse su autenticidad, el billete sería devuelto al propietario.

Lo que no debe hacerse nunca, advierten las autoridades, es desprenderse de él realizando alguna compra si se tiene conciencia de su falsedad, ya que este acto se considera delito y está castigado con penas de 3 a 6 meses de prisión si la cantidad falsa es superior a 400 euros y de 1 a 3 meses si la cantidad fuera inferior a 400 euros.