Menú Buscar
Una persona sujetando uno de los regalos comprados para la Navidad / UNSPLASH

Los hogares españoles gastarán 554 euros en compras de Navidad

Se acercan las fiestas y los regalos siguen siendo uno de los principales motivos de consumo

Juan Antonio Marín
5 min

Los niños comienzan a ultimar sus cartas a los Reyes Magos y esperan que a principios de enero el árbol de Navidad se encuentre cargado de regalos. Por su parte, los mayores empiezan con los preparativos para que no se les escape ningún detalle a la hora de recibir a los familiares.

España es de los países de la Unión Europea que se encuentran a la cabeza en el gasto familiar para las navidades. Más de 554 euros por hogar para adquirir todo lo necesario a la hora de organizar unas buenas vacaciones de Navidad. De esa cantidad, los regalos siguen siendo el principal motivo de gasto. Por detrás, la comida, ya que la Navidad está repleta de encuentros familiares.

Gran parte del sueldo

Esta estimación de gasto supera las cifras reales que se invirtieron el curso pasado. Los 541 euros del año anterior se verán incrementados hasta en 13 euros, un aumento insignificante con el que se demuestra que las familias gastarán más o menos la misma cantidad en las próximas navidades. A los regalos y la comida le sigue el ocio, donde los hogares invertirían casi 80 euros, aproximadamente.

Ciertas personas plantean la época de Navidad desde perspectivas diferentes. Mientras que algunos lo ven como una fecha señalada para reunirse con amigos y familiares, otros lo entienden como la etapa perfecta para viajar y descubrir nuevos lugares. Se estima que los españoles gastarán unos 64 euros en desplazamientos para este final de año. Dentro de dicha clasificación también hay que incluir a las personas que viven fuera y que se trasladan para pasar las navidades con sus seres queridos.

Modernidad vs. tradición

Internet ha revolucionado el panorama de lo que se conoce como shopping. La comodidad a la hora de comprar por internet ha derivado en el crecimiento de grandes plataformas como Amazon y Aliexpress. En la época navideña parece ser que las familias siguen optando por acudir a los centros comerciales y las tiendas físicas para adquirir todo lo referente a alimentación, deporte o ropa en general. En lo que respecta a los artículos tecnológicos, el panorama cambia.

Persona sujetando uno de los regalos comprados para la Navidad / UNSPLASH
Persona sujetando uno de los regalos comprados para la Navidad / UNSPLASH

El porcentaje se inclina favorablemente a los métodos online. El tipo de productos adquiridos a través de la web se extiende prácticamente a todo lo referente al ocio. Una gran parte de los niños reclama como regalo una videoconsola, un móvil o incluso un dron, que últimamente se está poniendo de moda. A la hora de comprar este tipo de productos hay una predisposición a hacerlo a través de internet.

Un nuevo aliado para la Navidad

La llegada del Black Friday también ha repercutido en las compras para Navidad. La tradición del viernes negro estadounidense ya lleva asentada en España varios años. Se celebra el día después del Día de Acción de Gracias y se considera la inauguración de la temporada de compras navideñas. Los diversos descuentos que se lanzan durante ese día hacen que la gente acuda en masa a las tiendas.

Antes, los días estrella para comprar lo necesario para la Navidad estaban ubicados en la primera quincena de diciembre. La celebración del Black Friday se lleva a cabo en noviembre, por lo que un gran número de personas deciden adelantar el shopping unas semanas. Hasta el 34% de los consumidores escogen el mes del viernes negro para ultimar estos detalles.

Comida y juguetes, líderes en ventas

En el ámbito europeo, España es el país que más dinero dedica a la comida por Navidad. En el caso de los juguetes, solo es superada por Reino Unido. El que menos invertirá en este apartado será Portugal. Las familias del país luso gastarán 66 euros menos que las del territorio español.

En el asunto de los regalos, el dinero logra situarse entre los deseos más comunes en Navidad. Se sitúa junto a los juguetes, la ropa y las ya clásicas videoconsolas. Por debajo de estos se encuentran los perfumes y los cosméticos.