Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La escultura 'Buddha in contemplazione' de Salvatore Garau /REDES

Un escultor vende su primera obra invisible por 15.000 euros

El artista Salvatore Garau rompe moldes en el mundo del arte con la primera colección de estatuas inmateriales

3 min

El escultor italiano Salvatore Garau ha puesto patas arriba el mundo del arte al vender una escultura invisible por 15.000 euros. Por increíble que parezca, el artista sardo de 67 años ha logrado dar salida a su último trabajo, la estatua Io sono (Yo soy), en una concurrida puja celebrada en Milán.   

La obra, un espacio vacío delimitado por cuatro trozos de cinta blanca de 150 centímetros cada uno, forma un cuadrado perfecto.

De 6.000 a 15.000 euros

Io sono salió a la venta en una subasta organizada por la casa de arte contemporáneo Art-Rite en la capital lombarda. Aunque el precio de partida inicial se situaba en los 6.000 euros, su valor alcanzó los 15.000; cantidad final que ofreció uno de los asistentes al evento, cuya dentidad se desconoce.

Cuanto a la descripción de su trabajo, Garau --cual vendedor de motos-- asevera que “la nada” puede llegar a ser una obra de arte si el artista sabe cómo justificarlo. En este sentido, apunta: “Más que esculturas invisibles, las definiría como esculturas inmateriales. Mi fantasía, entrenada toda mi vida para sentir diversamente lo que existe en torno a mí, me permite ‘ver’ lo que aparentemente no existe. Las esculturas inmateriales son obras que siento físicamente”.

Exposición en Nueva York

Para mayor sorpresa, este cotizado artista saca a la venta este lunes una nueva escultura --si es que se puede llamar así-- de semejantes características. La pieza será expuesta en una subasta que tendrá lugar en Nueva York (Estados Unidos) y que cuenta con el apoyo del Instituto de arte italiano

A la espera de conocer el precio por el que sale a la venta Afrodita Piange (Afrodita llora), la pieza no es más que un círculo dibujado en el suelo. No obstane, cabe destacar que la primera de sus obras invisibles, Buddha in contemplazione, (Buda en contemplación), fue expuesta en el suelo de la Piazza della Scala de Milán durante tres semanas.