Menú Buscar
Peret, uno de las leyendas de la rumba catalana / CREATIVE COMMONS

Los 3 mejores lugares de Barcelona para escuchar rumba catalana

Gracia Latina o Toc de Mar son dos de los establecimientos más emblemáticos de la ciudad para disfrutar de este género en directo

Juan Antonio Marín
6 min

Kiko Veneno, Peret o La Pegatina. Además de tener su origen en Cataluña estos artistas tienen un elemento en común que les vincula, la rumba catalana. En los años 60 se encuentra el origen de este estilo musical caracterizado por obtener influencias de otros géneros como el pop-rock, la salsa o incluso el jazz. Tal ha sido su repercusión que ha logrado traspasar fronteras obteniendo un gran número de oyentes en otros continentes.

El origen de este referente estilo musical se debe a la comunidad gitana. Algunas de las familias que se asentaban en el barrio de Gràcia comenzaron a realizar cantos y temas con la peculiaridad y los matices que más tarde darían forma a este derivado del flamenco. Varias décadas después diversos barrios de la Ciudad Condal siguen conservando la tradición musical y cuentan con establecimientos donde se pone de manifiesto la rumba catalana.

Rumba catalana y algo más

Uno de los más conocidos de la capital catalana es el Gràcia Latina. Ubicado a poca distancia del origen del género musical, sigue ofreciendo numerosas actuaciones en su tablao. Por este espacio siguen pasando numerosos artistas para ofrecer su mejor repertorio de rumba catalana. Una rumba catalana que se completa con otros estilos del  flamenco y actividades relacionadas con los bailes latinos.

Y es que en Gràcia Latina además de tomar un buen cóctel mientras se disfruta de una buena actuación también se puede ser partícipe de ella. Durante varios días al mes se realizan talleres de salsa donde los más aficionados a este clásico baile pueden aprender y mejorar sus técnicas y pasos. Abre todos los días de la semana a partir de las 20:30. No clausuran la fiesta hasta bien entrada la madrugada.

Cerveza, tapa y flamenco

Si hay un espacio barcelonés dedicado en alma y cuerpo a la rumba catalana esa es la Taberna del Tío Carlos. La música en directo forma parte de la filosofía de este bar ubicado en el barrio del Raval. Y es que cuentan con un artista residente para realizar actuaciones de rumba catalana durante gran parte del año. Ese ambiente musical se puede combinar con unas sugerentes tapas y raciones.

Una guitarra española, perfecta para tocar rumba catalana / ADRIÀ TORMO - UNSPLASH
Una guitarra española, perfecta para tocar rumba catalana / ADRIÀ TORMO - UNSPLASH

La decoración del local es un completo homenaje a la historia del flamenco. Paredes y cuadros que recogen motivos propios del género musical que tan grande hicieron artistas como Paco de Lucía o Camarón de la Isla. El toque tradicional que aporta el flamenco se une a la modernidad que aportan azulejos y luces a este local situado en Drassanes. La Taberna del Tío Carlos se encuentra abierta desde las 7:30 hasta las 00:00.

Con un ambiente acogedor

Sin salir del Raval otro de los lugares donde se puede disfrutar de un ambiente similar es el bar La Rouge. Durante varios días de la semana ofrece a sus clientes  una serie de actuaciones en directos. Por supuesto el género presente en dichos conciertos será el flamenco.  Se sitúa en el ancho boulevard de la Rambla del Raval. La especialidad del establecimiento reside en los cócteles.

A partir de las 19:00 abre las puertas a todo aquel público deseoso de disfrutar del buen flamenco. Las paredes de este moderno local destacan por una decoración más que creativa. Y es que son  como una especie de persianas, con las que se cierran y abren las puertas de un negocio, las que aportan ese toque callejero al local flamenco. El escenario donde suelen actuar todos los artistas se ubica en la parte posterior del establecimiento.

Para no perder la tradición

Todos estos lugares siguen rindiendo homenaje al que ha sido uno de los pilares de la música catalana. Muchos de los grandes exponentes de este género comenzaron a dar sus primeros pasos en la calle de la Cera para más tarde saltar hacia el panorama nacional e internacional. Peret representó una de las principales figuras de esta variedad del flamenco.

Del compositor de origen gitano bebieron numerosas formaciones que surgirían más tarde. Estopa es uno de los claros ejemplos. Los hermanos Muñoz eran unos grandes aficionados al género y comenzaron a desarrollar su música obteniendo numerosas influencias de la rumba catalana, la rumba que empezó a emerger entre Gràcia y el Raval.