Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vídeo de los 'youtubers' Josh Paler Lin y Leia Se con una mascarilla pintada / TWITTER

Dos 'youtubers' podrían ser deportados tras grabar una broma con falsas mascarillas

Josh Paler Lin y Leia Se entraron a un supermercado de Bali con la cara pintada en lugar de utilizar un cubrebocas de verdad

3 min

El uso obligado de mascarillas es una de las medidas para frenar la expansión del coronavirus más extendidas en todo el mundo. Por ello, no hay país en el que las autoridades no se encarguen de que los ciudadanos cumplan rigurosamente la medida, algunos de ellos con duros castigos para los infractores.

Uno de ellos es el Gobierno de Indonesia, que se plantea deportar del país a dos youtubers que quisieron gastar una broma con las mascarillas en un supermercado de Bali. Se trata de Josh Paler Lin y Leia Se, dos influencers conocidos por subir habitualmente bromas pesadas a sus redes sociales.

Una broma subida en mal momento

Josh Paler Lin y Leia Se se encontraban en Bali de vacaciones, y quisieron entrar a un supermercado sin mascarilla. La seguridad de la tienda se lo impidió, dado que el gobierno del país obliga su uso en este tipo de establecimientos, y al no poder entrar decidieron pintarse una mascarilla. Un gesto que consideraron que era más fácil que ponerse una de verdad.

 

La broma de la mascarilla pintada, subida por los 'youtubers' Josh Paler Lin y Leia Se / TWITTER

La pareja entró en su coche y, mientras Josh Paler se puso una mascarilla higiénica, Leia se pintó la cara ayudada por él. Después, decidieron entrar de nuevo en el supermercado y grabaron cómo el maquillaje consiguió engañar a los miembros de seguridad y la youtuber pudo comprar sin problemas.

Josh Paler: "Mi trabajo es entretener"

El vídeo fue publicado el 22 de abril por Lin, que tiene 3,4 millones de suscriptores en Youtube, haciendo viral las imágenes rápidamente. Ellos pensaron que sus seguidores se lo tomarían con humor, dado que tienen la costumbre de publicar bromas pesadas en sus cuentas, pero lo que recibieron fueron numerosas críticas por jugar así "en medio de una pandemia mundial".

La jugada tampoco sentó bien a las autoridades de Indonesia, que les han confiscado los pasaportes y estudian deportar a la pareja por violar las regulaciones de la isla. Por todo ello, los novios influencers han subido un vídeo rodeados de un equipo legal para pedir "disculpas por lo sucedido" y asegurar que "la intención no fue en absoluto faltar el respeto o invitar a todos a no usar mascarilla". "Soy un creador de contenido, y mi trabajo es entretener. No éramos conscientes de que lo que hicimos conllevaría este rechazo. No volverá a ocurrir", añadió Josh Paler Lin.